Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julius Baer lanza un fondo de inversión "ético y solidario" basado en los criterios de la Doctrina Católica

La gestora destinará un 17% de su comisión a donaciones y los inversores podrán realizar aportaciones a comunidades religiosas
Julius Bär ha lanzado un fondo "ético y solidario" que invierte según los criterios de la Doctrina Social de la Iglesia Católica y "pensando siempre en el largo plazo", según ha informado la entidad.
El producto 'Temperantia', que significa 'templanza' en latín (una de las cuatro virtudes cardinales, según el Catecismo de la Iglesia Católica) invertirá en compañías que generen un impacto social positivo como resultado de su actividad o gestión y generará donaciones destinadas a comunidades religiosas para que desarrollen su actividad pastoral.
Así, las inversiones de este fondo serán seleccionadas siguiendo las directrices de la Conferencia Episcopal Americana, aplicando tanto criterios excluyentes (protección de la vida humana, promoción de la dignidad, reducción de la producción de armas y protección del medio ambiente y de la salud) como valorativos (respeto a los derechos humanos, acceso a productos farmacéuticos 'salvavidas', iniciativas que permitan una vida digna y transparencia informativa).
Con el objetivo de promover la transparencia y la rendición de cuentas, el inversor de este fondo tendrá acceso al detalle de las inversiones, a un informe económico mensual, a las decisiones del comité ético del fondo y a un 'Informe Reddere' anual con información detallada sobre el componente ético de las inversiones y la trazabilidad de las donaciones generadas.
Según ha explicado el banco, 'Temperantia' nace como respuesta a la demanda de inversores que buscan un producto financiero que les permita invertir de forma coherente a su moral.
Además, el fondo busca facilitar a los inversores la posibilidad de llevar la Doctrina Social de la Iglesia al ámbito financiero de una manera "novedosa, creativa y transparente", cuidando el rendimiento financiero y el impacto social de la inversión.
Este fondo está diseñado para fomentar la inversión a largo plazo, "pensando en las generaciones que están por venir", y no en el "beneficio cortoplacista o especulativo".
UN 17% DE LA COMISIÓN DE LA GESTORA SE DESTINARÁ A DONACIONES
Las donaciones provendrán de la sociedad gestora, que destinará el 17% de su comisión de gestión a las entidades beneficiarias. Además, el inversor podrá, de forma voluntaria, destinar anualmente una cantidad como donativo.
'Temperantia' pretende ayudar a financiar proyectos para atender las necesidades materiales de las comunidades cristianas con la intención de apoyar los tres pilares de oración, misión y formación.
El fondo pertenece a la categoría de renta variable internacional, por lo que podrá invertir entre el 30% y el 75% en renta variable y el resto en renta fija pública y/ o privada.