Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soria espera de Volkswagen soluciones "coche por coche" antes del 31 de octubre

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha dicho que espera del Grupo Volkswagen una propuesta con soluciones "coche por coche" antes del 31 de octubre, tras el escándalo por la manipulación de los motores diésel de once millones de vehículos del fabricante alemán para falsear sus niveles de emisiones contaminantes, porque, ha dicho el ministro, es un "problema europeo".

En declaraciones a la prensa a su llegada a una reunión de ministros de Competitividad e Industria de la UE en Luxemburgo, Soria ha revelado que el Grupo Volkswagen se ha comprometido a presentar un plan "antes del 31 de octubre" que ofrezca una solución "coche por coche, unidad por unidad", en un encuentro que mantuvo con responsables de la marca alemana en la tarde del miércoles en Madrid.
Soria ha indicado que recibió a una delegación alemana de Volkswagen para abordar la situación y pedirles "medidas reales" para "resolver un problema que han reconocido". Soria se ha mostrado satisfecho por el resultado de esta reunión y ha confiado en que la marca de automóviles cumpla con los compromisos que le trasladó en el encuentro.
El ministro español no ha aclarado si el Gobierno estudia tomar medidas legales contra el fabricante alemán y ha indicado, al ser preguntado por ello, que se estudiarán "todos los casos".
En el plano europeo, Soria ha insistido en la necesidad de contar con "los mejores test que podamos", en referencia a las pruebas en condiciones reales de conducción que ultima la Unión Europea para su próxima entrada en vigor.
Estas normas se aplicarán desde enero de 2016, pero los resultados que ofrezcan no serán impedimento para conceder la certificación hasta que los Estados miembros aprueben una segunda fase normativa en curso de negociación y que Bruselas confía en que esté lista para ser aplicada a finales de 2017.
"Voy a pedir que tomemos medidas que deben ser europeas. No esperamos tomar medidas nacionales, porque es un problema europeo", ha añadido
Preguntado por el calendario previsto, Soria ha confiado en que los países de la UE trabajen para cumplir este proceso "en menos tiempo" del previsto, si bien ha recalcado que "lo importante" es que se logren "los mejores test posibles".
Soria ha apuntado que el sector del automóvil es "clave" para la Unión Europea y ha pedido que las nuevas medidas que se acuerden tengan en cuenta este factor. Y ha considerado que el sistema de control europeo actual "no es un mal sistema", aunque debe ser completado por las nuevas normas.
También ha abogado por hacer un "esfuerzo" para que las pruebas en condiciones reales de conducción sean "armonizadas" con las normas de terceros países.