Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soria no descarta problemas para más empresas españolas

El ministro de Industria ve poco margen para que Argentina rectifique

El ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, ha asegurado que "le gustaría mucho como ministro y como español" que el Gobierno argentino diera marcha atrás en su decisión de expropiar el 51% de las acciones de Repsol en YPF, pero ha añadido que "ve poco margen para la esperanza" teniendo en cuenta "las formas y los modos" con que se ha llevado a cabo esta expropiación. Además, el titular no ha descartado que en un futuro pueda haber problemas para más empresas españolas.
Soria, en declaraciones a RNE, ha indicado que la decisión del Gobierno argentino "no se ajusta a derecho, ni al derecho argentino ni internacional", si bien ha advertido de que eso "no quiere decir" que no se tomen medidas como ésta con otras empresas españolas que operan en el país latinoamericano. "Una vez abierta esa puerta, es una puerta difícil de cerrar", ha admitido.
El ministro ha avisado a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que la expropiación de las acciones de Repsol en YPF tendrá consecuencias en los planos "diplomático, energético e industrial", aunque no ha querido precisar cuáles y se ha limitado a señalar que se conocerán "en los próximos días".
Soria ha calificado la expropiación de las acciones de Repsol en YPF como una "decisión arbitraria y doblemente discriminatoria", porque, a pesar del discurso de Kirchner de recuperar para Argentina la producción de hidrocarburos, sólo se ha tomado esta medida sobre una empresa española de este ramo, cuando hay más operando en el país. Y también es discriminatoria, ha dicho, en relación al propio accionariado de YPF, pues sólo se ha alterado el de Repsol.