Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Lugo, en libertad con cargos pero sin fianza

El alcalde de Lugo, José Clemente López Orozco, sale de los juzgadosEFE

El alcalde de Lugo, el socialista José Clemente López Orozco, ha salido del juzgado tras declarar durante unas seis horas sin que la jueza de la 'Operación Pokémon' dictase medidas cautelares y sin fianza, pero con la imputación por supuestos delitos de cohecho y tráfico de influencias. El edil continúa defendiendo su inocencia y mantiene que "triste favor le haría a la ciudad si hubiera dimitido".

Tras declarar, Orozco ha explicado que primaba el "secreto de sumario" y, por tanto, no podía decir el contenido". "Os dije que aquella fuerza interior que tenía estos días, hoy me ha salido redoblada y dejé claro muchas posiciones que espero que sean estudiadas y tenidas en cuenta por la señora jueza y se tome una determinación sobre mí", ha expresado el regidor, para subrayar que "el alcalde de Lugo es inocente". "Es lo que espero y deseo", ha recalcado.
Además, el alcalde lucense ha manifestado que ha sido "valiente" por mantener su posición y, por tanto, ha sostenido que "triste favor le haría a la ciudad si hubiera dimitido".
Su abogado, Gregorio Arroyo, ha anunciado que para la próxima semana se pedirá el "sobreseimiento" de la causa que pesa sobre Orozco. "A partir de ahí yo pienso que tendrá que sobreseer", ha considerado. Sobre la declaración se limitó a señalar que el alcalde había "desmentido una por una todas las supuestas acusaciones por cohecho y tráfico de influencias".
"Me siento como esa losa, que algunos pusieron encima de mí y hoy se ha disipado, porque poder contestar a todo lo que se me ha preguntado, contestando con la verdad, quedo a gusto y aliviado, muy aliviado", ha dicho el alcalde lucense.
"Qué buenos consejos recibí de la gente que le quiere a esta ciudad y a mí, pero qué pena haber llegado a esta situación", ha afirmado, para reprochar a "aquellos que, recibiendo información, no pueden darle patadas a un alcalde como se le dieron".
Seis horas de declaración
Pasaban unos minutos de las 23.00 horas cuando el regidor lucense abandonaba los juzgados a los que había llegado sobre las 17.00 horas para responder a las preguntas de la jueza instructora de la 'Operación Pokémon'.
A su llegada al juzgado manifestó que estaba "muy tranquilo" y que se encontraba "muy bien". Además, trasladó que acudía a declarar con el ánimo de "responder a todas las preguntas" para que "se conozca la verdad".
"Vengo a responder y a hacer este acto constitucional en mi deber de colaborar con la Justicia y esperando que concluya cuanto antes", sostuvo a su llegada a la sede judicial, en donde hizo acto de presencia cinco minutos antes de las 17.00 horas acompañado de su abogado y seis ediles, entre otras personas.
Sobre el apoyo recibido desde las filas socialistas, el regidor municipal manifestó que "son así de buena gente y quisieron venir hasta aquí". "Pero lo importante es responder a todas las preguntas que me quieran formular y se conozca la verdad", había insistido.
Al juzgado Orozco fue acompañado por los concejales socialistas Luis Álvarez, Sonia Méndez, José Manuel Díaz Grandío, Esther Muñoz y Manuel Chaín, así como por el secretario de Organización del PSOE de Lugo, Juan Carlos González Santín.