Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jazztel, obligada a anular una factura de 388 euros a un cliente que decidió revocar su alta, según Facua

Jazztel se ha visto obligada a anular una factura de 388 euros a un cliente que decidió revocar su alta, según ha señalado este jueves la organización de consumidores Facua, que ha denunciado el cobro ilegal efectuado por la operadora.
En concreto, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi) ha declarado "improcedente" el importe que la compañía le reclamó, ya que el usuario decidió rechazar su oferta a los cuatro días, dentro del periodo legal de desistimiento.
Así lo ordena la resolución que ha emitido dicho organismo tras la denuncia de Facua Almería en nombre de uno de sus socios, J.V.G., quien apenas cuatro días después de contratar línea de teléfono e Internet con Jazztel, aceptó la contraoferta de la que era su operadora hasta el momento.
El usuario se acogía así a su derecho de desistimiento y procedió a devolver por mensajería el router a Jazztel, tal y como ésta le indicó.
Sin embargo, tres meses después, la operadora remitió una carta al socio de Facua Almería advirtiéndole de que existía dos importes pendientes de pago correspondientes a dos mensualidades supuestamente disfrutadas por el usuario: una de 26,38 euros y una segunda de 361,77, cantidad en la que la operadora incluía 240 euros por "los gastos administrativos de gestión y de instalación del servicio fijo", así como otros 103,69 en concepto de "cese prematuro de la relación contractual".
Tras la negativa de Jazztel a reconocer que la baja se tramitó apenas cuatro días después, que el usuario revocó su alta dentro del periodo legal de desistimiento y que devolvió en plazo los medios técnicos recibidos, la organziación de consumidores denunció el caso ante la Setsi.
Una vez abierto expediente, la operadora denunciada alegó que, "por deferencia comercial", procedía a anular el cargo de 103,69 euros relativo a la supuesta ruptura de la permanencia, pero no los restantes.
La asociación no aceptó la rebaja planteada por Jazztel al considerar ilegal todos los importes reclamados, por lo que instó a la Setsi a resolver el expediente.
Así, este organismo se pronunció estimando la reclamación de Facua Almería y declarando improcedentes los cargos por baja anticipada, "no pudiendo el operador cobrar cantidad alguna por este concepto y debiendo proceder a su devolución en el supuesto de que el abonado la haya pagado ya".
La Setsi declara además "improcedente" el cobro de cualquier otra cantidad devengada con posterioridad a los dos días de la solicitud de baja.