Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Japón prepara un presupuesto récord para 2017 con un fuerte aumento del gasto en Defensa

El Gobierno de Japón ha aprobado un nuevo presupuesto para el ejercicio 2017, que dará comienzo el próximo mes de abril, por importe récord de 97,45 billones de yenes (793.570 millones de euros) y que supone un incremento de 733.000 millones de yenes (5.960 millones de euros) con respecto al plan inicial ante los crecientes gastos sociales por el envejecimiento de la población y el incremento del gasto militar.
En concreto, el borrador presupuestario aprobado por el Gabinete de Abe, que aún deberá ser aprobado en el Parlamento, contempla un gasto en Defensa de 5,1 billones de yenes (41.465 millones de euros), un 1,4% más que el ejercicio anterior y su quinto incremento anual consecutivo, en respuesta a las maniobras militares chinas en la región.
De hecho, el Gobierno japonés ha decidido elevar un 12% el presupuesto destinado a la vigilancia de las costas niponas, hasta 211.000 millones de yenes (1.715 millones de euros), de los que unos 48.000 millones de yenes (390 millones de euros) serán empleados en la ampliación de la flota de guarda costas.
Por su parte, los costes de la Seguridad Social, que incluye la financiación de las pensiones y la atención sanitaria, es la mayor partida presupuestaria con un total de 32,47 billones de yenes (263.982 millones de euros), un 1,6% más que este año.
El Gobierno de Japón prevé elevar la recaudación el próximo ejercicio hasta los 57,71 billones de yenes (469.208 millones de euros), ligeramente por encima de la cifra del ejercicio actual, en previsión de que la debilidad del yen sirva de estímulo a la economía.
A su vez, el Ministerio de Finanzas de Japón anunció que en el ejercicio 2017 reducirá la emisión de deuda hasta 154 billones de yenes (1,2 billones de yenes), lo que representa un 5% menos que en 2016.
De esta cifra, un total de 34,4 billones de yenes (279.509 millones de euros) corresponderán a nuevas emisiones, una cifra que representa la más baja en nueve años.