Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isolux Corsán simplifica su estructura organizativa

Isolux Corsán ha simplificado su estructura organizativa, que reduce de forma significativa el número de directivos y simplifica el organigrama a la vez que refuerza la capacidad de gestión de las unidades de negocio regionales, informó la compañía.
El presidente ejecutivo de la empresa, Nemesio Fernández-Cuesta, ha presentado la nueva organización, que fue aprobada por el consejo de administración previo informe favorable de la comisión de Nombramientos y Retribuciones, y lo ha hecho tras plantear a los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 535 trabajadores, el 35,6% del total de la plantilla.
Como consecuencia de la nueva organización, el comité de dirección del Grupo Isolux Corsán ha quedado configurado por el presidente Fernández-Cuesta; el consejero delegado, Antonio Portela; los directores generales de los negocios de EPC y Planificación, Control de Gestión y Activos, Enrique Barreiro y Marta Martínez, respectivamente; el director general Económico-Financiero, Ignacio Alcaraz; el director general de Recursos, Federico Ávila, y los directores de las áreas corporativas de Comunicación y Servicios Jurídicos.
Según destaca la empresa, la nueva estructura es más sencilla y compacta que la anterior, se adapta a la nueva dimensión del grupo, mejora la atribución de responsabilidades, concede más peso a los procesos de control de gestión y aumenta la autonomía de decisión de los responsables operativos de los proyectos.
En esta línea, las diez regiones que anteriormente configuraban el área de negocio de Ingeniería y Construcción (EPC) han quedado reducidas a seis (Sudamérica, Argentina, Europa y Magreb, Norteamérica, Asia Pacífico y Oriente Medio y África). Esta dirección general también cuenta con dos unidades de negocio: Energía y Transmisión y Distribución e Infraestructuras.
La nueva organización de Isolux Corsán fue presentada este jueves en una reunión de la dirección celebrada en Madrid. En ella, Nemesio Fernández-Cuesta enmarcó la reorganización en la aplicación del plan de viabilidad que el grupo está ejecutando desde el pasado mes de junio.
Este hito se suma al acuerdo de refinanciación, que ha permitido recuperar la normalidad en las operaciones y apuntar al crecimiento de la cartera de proyectos.
El pasado mes de julio, Isolux acordó con sus bancos un plan de rescate estimado en 2.000 millones de euros para evitar su quiebra y garantizar su viabilidad futura.
En virtud del plan, los bancos recapitalizarán el grueso de la deuda de la compañía de forma que, junto con los bonistas, tomarán la mayoría del capital social del grupo y su control.
Los ya expresidente y exvicepresidente de la empresa, Luis Delso y José Gomis, hasta ahora accionistas de constrol, verán reducida su participación accionarial hasta alrededor del 5%.
En la actualidad, Isolux está pendiente de que los juzgados homologen su plan de reestructuración para materializar la entrada de los bancos. En tanto, el nuevo equipo gestor liderado por Fernández-Cuesta trabaja en que la compañía retorne a la normalidad y rentabilidad mientras diseña su nuevo plan estratégico.
Isolux logra el 80% de sus ingresos del negocio que desarrolla en el exterior, principalmente en Latinoamérica e India.
También tiene fuera de España alrededor del 87% de su cartera total de proyectos pendientes de ejecutar, que a cierre del primer trimestre de este año estaba valorada en unos 6.300 millones de euros.
Asimismo, la estrategia de la nueva Isolux controlada por los bancos tras su rescate pasa por reforzar la internacionalización de su actividad, centrándose en los mercados donde la compañía puede ser más competitiva.