Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comité de Irvia (Alstom y Renfe) convoca paros tras no alcanzar un acuerdo en la conciliación

El comité de empresa de Irvia Mantenimiento Ferroviario, compañía constituida por Alstom y Renfe Operadora, ha convocado varios días de paros, a partir del próximo viernes, después de no haberse alcanzado un acuerdo en el acto de conciliación celebrado este miércoles.
Según denunció UGT-FICA en un comunicado, la compañía ha realizado de forma unitaria modificaciones sustanciales de las condiciones laborales de los trabajadores, al tiempo que no está aplicando las sentencias judiciales firmes y está incumpliendo los acuerdos.
Por ello, indicó que el comité de empresa, tras no lograrse un pacto en la conciliación de este miércoles, ha convocado paros en Irvia Mantenimiento Ferroviario. El primero de ellos será el 21 de julio y tendrá una duración de 24 horas, mientras que los siguientes serán de dos horas y se llevarán a cabo los días 24, 26 y 28 de julio.
La organización sindical explicó que esta convocatoria de huelga es consecuencia del deterioro de las relaciones laborales de esta compañía mixta y denunció las modificaciones "sustanciales" de las condiciones laborales de los trabajadores que está haciendo la firma de forma unitaria y constante, así como la falta de aplicación de las sentencias judiciales y los incumplimientos de acuerdos.
"Consideramos que todas estas prácticas que viene aplicando la empresa son impropias de una compañía que forma parte de un sector de un altísimo valor añadido tecnológico y que únicamente genera desigualdades, desmotivación y agravios comparativos en la plantilla existente", añadió UGT-FICA.
Finalmente, el sindicato hizo un llamamiento a la participación de los trabajadores en las movilizaciones promovidas por el comité de empresa para generar un clima laboral adecuado y mantener unas condiciones laborales reguladas desde la participación de los empleados a través de sus representantes legales.