Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Integración del IoT y prestación de servicios, claves en el futuro del sector de la fabricación, según IFS

El futuro del sector de la factura industrial en 2017 y años sucesivos pasa por que las compañías integren el Internet de las Cosas (IoT) en sus negocios, se transformen en empresas de servicios antes de 2018 y apuesten por plantillas en las que las prácticas serán más importantes que los títulos, según IFS.
El director global de Fabricación Industrial de IFS, Antony Bourne, subraya que, aunque más del 80% de los fabricantes ya disponen de soluciones de IoT, aún necesitan mejorar su integración para obtener el máximo beneficio.
"En este momento en el que tanto se habla de Internet de las Cosas, hay que tener en cuenta que muchos fabricantes ya tienen capacidades IoT y las han tenido desde hace años, pero no las identificaban como tales. Los fabricantes deben pensar qué tecnología de medición del rendimiento de datos es más relevante para ellos", incide.
En este sentido, ha remarcado que la nueva tecnología de recolección de datos habilitada por sensores es un gran valor añadido y ofrece una ventaja competitiva importante, pero para los fabricantes que producen en mayor volumen supondrían un gran coste. Para estos fabricantes, un sistema ERP de arquitectura abierta que les permita integrar los sistemas heredados existentes, sin una costosa integración, podría ser el dinero mejor invertido.
Por otro lado, Bourne incide en que solucionar la escasez de habilidades profesionales que existe en la actualidad podría traer una nueva era de prácticas en empresas, formación interna de los compañeros y estrecha colaboración entre fabricantes e instituciones de educación locales para conseguir atraer talento joven a la industria.
Así, remarca que un informe de 'Wall Street Journal' de 2016 apunta que los puestos más difíciles de cubrir son aquellos de habilidad media y señala que hay nuevos tipos de habilidades cuya demanda será particularmente alta en el futuro.
"La cuestión es saber quién beneficiará más a la compañía a largo plazo, si un graduado con un título o un joven con ganas de trabajar, formado en la realidad de mi negocio y comprometido con su éxito", señala el directivo de IFS.
PRESTACIÓN DE SERVICIOS
En tercer lugar, Bourne advierte de que el descensos del precio de los productos manufacturados en Occidente en los últimas décadas hará que en diez años las empresas ya no podrán competir en este sentido, por lo que prevé que, antes de 2018, el 75% de los fabricantes medianos en Europa y Estados Unidos se transformen en empresas de servicios.
"La transformación en proveedores de servicios es, simplemente, la comprensión de lo que los clientes realmente quieren", remarca el director global de Fabricación Industrial de IFS, quien pone de ejemplo de este cambio a compañías como Xerox o Beijer Electronics.
Para llevar a cabo este proceso, Bourne explica que las empresas deben empezar "poco a poco" y ofrecer servicios de mantenimiento a los clientes, para después compartir el riesgo y los ingresos.
"El recorrido no es fácil, los ciclos de ventas pueden ser más largos, es posible que se deban crear nuevos departamentos de servicio y se pueden producirse brechas de ingresos antes de que los servicios maduren. Pero cuando los fabricantes dan el paso y se preguntan qué es lo que realmente necesitan sus clientes, las nuevas relaciones, el crecimiento y la oportunidad pueden florecer", concluye.