Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Instituto Europeo de Mercados Monetarios determina que el nuevo Euríbor no es viable

EL Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, según sus siglas en inglés) considera que la nueva metodología de Euríbor, basada en transacciones reales de la banca, en vez de en estimaciones, no es viable, puesto que tendría un impacto excesivo sobre el mercado.
Así lo ha determinado la institución encargada de publicar el índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, que considera que "no es viable" implementar una metodología completamente basada en las transacciones bancarias en las actuales condiciones del mercado.
De este modo, el secretario general del EMMI, Guido Ravoet, ha avanzado que el organismo trabajará durante los próximos meses para desarrollar una metodología "híbrida" que sea capaz de adaptarse a las condiciones de mercado vigentes.
Tras realizar un estudio durante seis meses en colaboración con 31 entidades bancarias de doce países europeos, el organismo entiende que un modelo basado en las transacciones tendría actualmente un impacto excesivo sobre los tipos, la volatilidad y el número de transacciones.
"El consejo de administración y la asamblea general de EMMI han decidido continuar con la actual metodología basada en estimaciones, mientras se desarrolla un modelo híbrido que esté respaldado por las transacciones cuando sea posible", precisa la institución en su informe.
En este sentido, el organismo reitera su compromiso por reformar la metodología del Euríbor con el objetivo de asegurar que refleja mejor el interés subyacente que pretende medir, aunque incide en que el modelo actual prevalecerá durante el periodo de tiempo que sea necesario para desarrollar una alternativa.
"Consideramos que nuestros esfuerzos de reforma son un proceso inclusivo donde continuaremos consultando a las autoridades públicas, los bancos y a todos los participantes del mercado, con el objetivo de asegurar el respaldo de las reformas metodológicas", agregó Ravoet.
El EMMI trabajará en el desarrollo de la nueva metodología híbrida durante la segunda mitad de 2017, mientras que pretende evaluar su impacto en los primeros seis meses de 2018, según se desprende del calendario del organismo.
En el caso de aprobarse el nuevo modelo, se realizaría una consulta con las partes interesadas en la segunda mitad del próximo año, por lo que la metodología híbrida del Euríbor no se implementaría hasta 2019.