Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Instituto Coordenadas augura problemas con la UE si la estiba sigue manipulando coches en los puertos

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada considera que el hecho de que el Decreto de reforma de la estiba siga garantizando que los estibadores gestionen el tránsito de vehículos en los puertos puede generar problemas con el Tribunal de Justicia de la UE.
"Si se mantiene este monopolio de hecho en la manipulación de vehículos en los puertos es fácil prever acciones judiciales en el Tribunal Europeo de Justicia, lo que supondrá otro duro golpe reputacional, económico y sancionador para España", según el vicepresidente de la organización, Jesús Sánchez Lambás.
En un comunicado, el Instituto Coordenadas manifiesta su consideración de que los trabajos de carga y descarga de vehículos en los puertos no precisan de los servicios asociados a la estiba tradicional. "No es necesario el uso de grúas complejas ni el manejo de maquinaria pesada muy especializada como ocurre con la carga y descarga de contenedores", indica.
Por ello, esta organización cree que "garantizar la intervención de los estibadores en la carga y descarga de vehículos es bloquear cualquier posibilidad competitiva de este sector concreto, con impacto impredecible en todo el sector de la automoción".
Para el Instituto Coordenadas, "blindar" la intervención de estibadores en la gestión de vehículos en los puertos "disparará los costes de estas operaciones y puede poner en peligro el futuro de la automoción en España", dado que "elimina cualquier opción de eficiencia y competitividad por parte de las empresas operadoras de este servicio".
Según recuerda esta organización, el sector de a automoción supone el 20% del comercio exterior de España y cada año pasan por los puertos unos 2,5 millones de vehículos para exportación o importación.