Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Íñigo de la Serna y Álvaro Nadal, novedades en el equipo económico del Gobierno

Íñigo de la Serna y Álvaro Nadal, los nuevos ministros de Fomento y de Energía, Turismo y Agenda Digital, son las dos caras nuevas en el equipo económico del Gobierno de Mariano Rajoy.
El presidente del Ejecutivo ha mantenido el grueso de su equipo económico y ha incorporado al actual alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, al frente de la cartera de Fomento, así como al actual jefe de la Oficina Económica de Presidencia, Álvaro Nadal, a los mandos de Energía, Turismo y Agenda Digital.
En esta nueva legislatura, Luis de Guindos se refuerza dentro del equipo económico al sumar a sus anteriores competencias (Economía y Competitividad) las de la cartera de Industria, que se desliga de Energía y Turismo.
Así, Nadal se pone al frente de un nuevo Ministerio diseñado por Rajoy para esta legislatura que incluye como novedad el departamento de Agenda Digital, que no estaba presente en el anterior Ejecutivo.
Nacido en 1970 en Madrid, Nadal es licenciado en Económicas y Empresariales y Derecho y ha realizado cursos de doctorado en la Universidad de Harvard. Fue número uno en la oposición al Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, un puesto por delante de su hermano gemelo, Alberto Nadal, hasta ahora secretario de Estado de Energía.
El nuevo ministro deberá dirigir la política energética conforme a los objetivos de la Unión Europea de avance en materia medioambiental. No solo deberá afrontar el reto de cumplir el objetivo comunitario de que el 20% de la energía final proceda de renovables en 2020, sino que también deberá defender el legado de su hermano gemelo, artífice de la reforma eléctrica.
Por su parte, De la Serna abandona la alcaldía de Santander, que ocupaba desde 2007, para hacerse cargo de Fomento, donde deberá gestionar el parón que registra la obra pública estatal o el riesgo de quiebra que presentan algunas infraestructuras como un lote de autopistas de peaje.
El nuevo ministro de Fomento, de 45 años de edad e ingeniero de Caminos, Canales y Puertos de profesión, llega a esta cartera con conocimiento de los retos que presentan los distintos territorios del país, ya que durante tres años (entre 2012 y 2015) presidió la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), entidad de la que actualmente es vicepresidente.
De la Serna ocupa también la Presidencia de la Red Española de Ciudades Inteligentes y de la Red de Ciudades Españolas por el Clima y también del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE).
Además de De Guindos, en el equipo económico repiten Fátima Báñez, al frente de Empleo y Seguridad Social; Cristóbal Montoro, que añade a sus competencias de Hacienda las de Función Pública y pierde las de Administraciones Territoriales en favor de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, e Isabel García Tejerina, que mantiene sus funciones al frente de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.