Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez llama a declarar a la Infanta Cristina como imputada en el caso Nóos

El juez Castro toca techo en su investigación del caso Noos. La Infanta Cristina ha sido llamada a declarar en calidad de imputada, sin delito asociado, por el juez Castro el próximo 27 de abril. La Fiscalía ya ha anunciado que va a recurrir la decisión de motu proprio del juez Castro. Lo hará como copropietaria de Aizoos y socia de Noos. La Casa Real acaba de decir no "comentan las decisiones judiciales". Este es, de momento, el último episodio de los "correos de Diego Torres".

En el auto, el juez considera que "no se acaba de entender que S.M. El Rey no comentara con su hija las críticas o recomendaciones que había hecho llegar o proyectaba hacer a su marido" para instarle a desvincularse del Instituto Nóos.
Castro, además, afirma que "surgen una serie de indicios que hacen dudar" que la Infanta Cristina "desconociera la aplicación que su esposo diera a su mención como vocal de la Junta Directiva de la Asociación Instituto Nóos y en la mercantil Aizoon S.L.".
Por ello, ante los "indicios" existentes, el juez considera "inevitable" que la hija del Rey preste declaración, al objeto de despejar "cualquier duda", dado que "hallándonos en la recta final de la instrucción, no parece procedente que ésta se ultime gravitando la más mínima sombra de sospecha sobre la intervención que haya podido tener y si fuere otra la valoración que su versión arrojara, se depuren las responsabilidades que procedan".
Los mails de Diego Torres
La imputación se produce una semana después de que Diego Torres, el ex-socio de Iñaki Urdagarin, marido de la Infanta, aportara nuevos correos para tratar de demostrar su implicación en la empresa.
Entre esa documentación había varios emails que el marido de la Infanta Cristian remitió a su mujer para consultarle diversas gestiones que tenía intención de realizar al frente del Instituto Nóos.
La infanta Cristina, imputada
Más en concreto, en uno de ellos, fechado el 20 de febrero de 2003, Urdangarin remite a la hija del Rey Don Juan Carlos "una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar". Y prosigue: "Hay dos versiones. Clientes, 'colab' y amigos y la otra para Octagon (no quiero sacar ampollas). Léelo y dime lo que piensas please... Ciao".
En el mismo correo, el Duque le comenta que "a veces por no saber lo que piensas voy más perdido, pero mi reacción no es la de dejarte así".
Mediante otro email, del 17 de junio del mismo año, Urdangarin le reenvía a su mujer un mensaje de Nissan sobre la resolución del concurso 'Estudio de notoriedad World Series by Nissan', en el que esta compañía indica que una vez recibidos y analizados los presupuestos solicitados, la mejor oferta es la presentada por Nóos.
En otro correo, fechado el 5 de abril de 2004, el Duque reenvía adjunto a la Infanta un artículo que "trabajamos el día pasado en el seminario y un resumen del mismo. Me parece interesante".
El 26 de febrero de ese año, el Duque envío otro correo al secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, en el que le pedía que le diese "una copia a Cristina de mi parte".