Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias transmite a Toxo el "apoyo absoluto" de Podemos para cuando sea el momento de una huelga general

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado este miércoles que el sindicato apuesta por la concertación social y el diálogo con el Gobierno, si bien también se prepara para un escenario de "acuerdos insuficientes" a pesar de que por ahora "no es tiempo de huelgas", mientras que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha mostrado el "apoyo total" de la formación morada para cuando sea el momento de convocar una huelga general.
Así se han expresado Toxo e Iglesias en declaraciones a los periodistas tras haber manteniendo un encuentro para intercambiar opiniones sobre la situación política, la coyuntura económica y los retos y desafíos de la sociedad española.
Preguntados por una posible huelga general, Toxo ha dicho que en el actual contexto de una oferta de negociación salarial (con una propuesta de los sindicatos de elevar los salarios entre un 1,8% y un 3% en 2017), "no es el momento de empezar a hablar de huelgas", sino de esperar a evaluar en qué sentido se pronuncia el Gobierno.
En este sentido, ha apuntado que en el sindicato no han recibido por el momento la invitación formal de Mariano Rajoy para reunirse con las organizaciones sindicales y empresariales el próximo 24 de noviembre para iniciar el diálogo social en la nueva legislatura, tal y como adelantó en su discurso en la sesión de investidura y como les adelantó la ministra de Empleo, Fátima Báñez.
Mientras, Iglesias ha recordado que las huelgas generales las deciden las organizaciones sindicales, por lo que "son los que tienen que juzgar", y ha añadido que "una huelga general nunca es una buena noticia" porque "revela que a los trabajadores no les ha quedado más remedio que u tilizar una medida extrema y muy difícil".
No obstante, ha afirmado que si los sindicatos entendieran que un escenario así toca, pueden contar con nuestro apoyo absoluto".
Toxo ha explicado que desde el punto de vista del sindicato se ha dejado atrás la recesión, pero la crisis "sigue muy presente", sobre todo en sus efectos para las personas, y los problemas de la ciudadanía están "lejos de ser resueltos".
En este sentido, ha denunciado que hay "muchas situaciones muy similares" a las del caso de la mujer fallecida en Reus por el incendio provocado por unas velas tras haberle sido cortada la luz de su vivienda, por lo que "con la economía creciendo, es menos entendible que no se adopten políticas de cambio".
"AMPLÍSIMA COINCIDENCIA"
De esta forma, Iglesias y Toxo han puesto en común opiniones en relación a la devaluación salarial, la crisis de empleo, la pobreza laboral, la pobreza en su vertiente social que "está muy vinculada a la política de ajustes y recortes practicados", el deterioro de la calidad de la sanidad y de la educación pública, la atención a personas dependientes, la debilidad de servicios públicos y sociales y la necesidad de establecer una renta de garantías mínima, como la impulsada por los sindicatos.
También han abordado con "profusión" el sistema de pensiones y el uso abusivo de bonificaciones con cargo a cuotas, ha detallado Toxo, quien ha transmitido a Iglesias que la voluntad del sindicato es trabajar en un doble escenario.
El primero pasa por un proceso de diálogo social con el Gobierno, de concertación que "debiera enfocarse a la búsqueda de soluciones reales a los problemas que aquejan al mundo del trabajo, empezando por los efectos de las reformas laborales que habría que derogar y la recuperación de los derechos sociales y laborales en particulares".
Por el contrario, al ser "conscientes" desde el sindicato de los límites fijados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su discurso de investidura, referidos a no tocar los elementos centrales de las reformas impulsadas en la legislatura anterior y el plan de consolidación fiscal, Toxo ha indicado que la apelación al diálogo "puede quedar hueca" si esos elementos no van acompañados de medidas "reales".
De esta forma, el segundo escenario sería aquel en el que no pueda haber "acuerdos suficientes en calidad e intensidad para resolver los problemas de las personas", ha apostillado Toxo, quien ha destacado los elementos de coincidencia "suficientes" entre el sindicato y Podemos para poder trabajar "gran parte de las cuestiones con posiciones bastantes próximas".
De su lado, Pablo Iglesias ha dicho ser un "honor" para Podemos poder reunirse con CC.OO. y ha valorado la "amplísima coincidencia" de ambas partes en el diagnóstico y las recetas a seguir para conseguir una economía "más eficiente que "respete la justicia social".
"Pensamos cosas muy parecidas respecto a necesidad de subir el SMI, el problema del paro, la necesidad política fiscal más progresiva y sensata, la pobreza energética y articular fórmulas de renta mínima garantizada", ha especificado.
No obstante, Iglesias le ha transmitido a Toxo que no son "muy optimistas" respecto a que un Gobierno del PP apoyado por Ciudadanos vaya a atender las demandas de los sindicatos.