Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 lidera al cierre las subidas entre las grandes bolsas europeas aupado por Draghi y la banca

El Ibex 35 ha terminado la sesión de este jueves con un repunte del 2,06% que ha permitido al selectivo madrileño despedir la sesión en los 9.145,4 puntos, su mejor cierre desde finales de octubre, gracias al impulso recibido por los planes del Banco Central Europeo (BCE), que ha ampliado 9 meses la duración de su programa de compra de activos, aunque a partir del próximo mes de abril reducirá el volumen adquirido cada mes a 60.000 millones de euros, frente a los 80.000 actuales.
Los planes del BCE, desgranados en rueda de prensa por Mario Draghi, han servido de impulso particularmente al sector bancario, cuyos representantes en el Ibex 35 acapararon las mayores subidas de la jornada en la Plaza de la Lealtad.
De este modo, Santander se anotaba al cierre un alza del 5,274%, por delante del 5,235% de subida para Sabadell, el 5,178% de Bankia y el 5,146% del Popular, mientras que BBVA terminó la jornada con una subida del 4,467% y Caixabank del 3,783%.
En el extremo opuesto del parqué, los títulos de Enagas concluyeron la sesión del jueves con un retroceso del 1,146%, mientras que Aena se dejó un 1,057% de su valor bursátil e Inditex perdió un 1,009%.
El resto de los principales mercados del Viejo Continente también celebró con significativas subidas las noticias que llegaron desde Fráncfort, con un repunte del 1,75% en el Dax alemán y del 1,71% en el FtseMib de Milán, mientras que el Cac 40 de París ganaba un 0,87% y el londinense Ftse 100 subía un 0,42%.
En el mercado de divisas, por su parte, el impacto de las palabras de Mario Draghi fue especialmente visible, ya que el euro llegaba a perder la cota de los 1,06 dólares cuando antes de la decisión del BCE cotizaba por encima de 1,07 dólares.
En concreto, la moneda europea caía al cierre de mercados en Europa hasta los 1,0598 dólares, tras haber iniciado la sesión de este jueves en 1,0753 dólares.
En cuanto al mercado secundario de deuda, la prima de riesgo española se situaba en 113,70 puntos básicos, con una rentabilidad del 1,515%.