Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex cierra plano y aguanta a duras penas los 9.400 puntos

El Ibex 35 ha cerrado plano la sesión de este jueves y ha conseguido mantenerse por encima de los 9.400 puntos (9.407,4) con el revés de Acerinox, que ha cedido un 6,7% y se ha convertido en el 'farolillo rojo' del índice.
El valor se ha visto afectado por la variación en los precios del níquel después de que Indonesia haya decidido poner fin a la prohibición de exportar el material, lo que le ha llevado a dejar el precio de sus acciones en 12,35 euros.
Este camino negativo lo han seguido ArcelorMittal, que se ha dejado un 3,47%, Mediaset (-3,24%), Mapfre (-2,04%) y Sabadell (-1,69%).
La otra cara de la moneda la han mostrado Enagás, que se ha convertido en líder de la sesión con un repunte del 1,23%, seguido de Iberdrola (+1,1%) y Gas Natural (+1,04%), animados todos ellos por la subida de los precios de la electricidad y del gas. También han tenido un buen comportamiento Acciona (+0,97%) y Endesa (+0,96%).
Popular, que ha vendido a los fondos Apollo y Blackstone dos carteras de deuda por un importe conjunto superior a los 620 millones de euros y que ha visto mejorado su precio objetivo por parte de HSBC, ha cerrado la jornada con una subida del 0,75%, hasta los 0,93 euros.
Salvo BBVA (-0,5%) y Santander (-0,19%), el resto de los grandes valores ha terminado la jornada con ganancias que han oscilado entre el 1,1% de Iberdrola y el 0,2% de Telefónica. Repsol ha repuntado un 0,93% e Inditex un 0,76%.
De este modo, el selectivo español se ha mantenido en línea con París (-0,5%) y Francfort (-0,1%), poco optimistas en la sesión de este jueves. Londres, por su parte, ha ganado un leve 0,1%.
En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 116,5 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,401%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0657 dólares.