Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 cae un 0,45% en la apertura y pierde los 9.500 enteros

El Ibex 35 ha abierto la sesión de este lunes con una caída del 0,45%, lo que ha llevado al selectivo a situarse en los 9.461,7 enteros a las 9.01 horas, en una jornada marcada por los resultados empresariales, entre ellos los de Bankia, que se dejaba un 1%.
De esta forma, el selectivo madrileño perdía la cota psicológica de los 9.500 enteros al inicio de la sesión, en una jornada en la que los inversores estarán atentos al informe anual del FMI sobre al economía española y a la publicación del dato del IPC adelantado de Alemania.
La semana concluirá con el dato del paro en Estados Unidos y estará marcada por las medidas adoptadas por el presidente norteamericano, Donald Trump.
En los primeros compases de la sesión, Aena lideraba las pérdidas, con un descenso del 1,7%, mientras que Bankia se dejaba un 1,01%, tras presentar resultados, aunque minutos más tarde de la apertura, a las 9.09 horas, moderaba la caída al 0,4%.
Junto a Aena y Bankia se situaban Endesa (-0,9%), Caixabank (-0,79%), Repsol (-0,78%) y Popular (-0,5%), mientras que en el lado contrario se colocaban Enagás (+0,13%), Amadeus (+0,10%), Acciona (+0,09%) y Abertis (+0,07%).
En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se situaba en los 115 puntos básicos, con la rentabilidad en el 1,62%, al tiempo que los precios del crudo iniciaban la sesión a la baja, con el barril de brent, el de referencia de la eurozona, en los 55,38 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 53,12 dólares
En este contexto, las principales plazas europeas abrían con comportamiento similar al selectivo madrileño con caídas del 0,2% para Francfort, del 0,3% para París y del 0,5% para Londres, al tiempo que en el mercado de divisas el euro se intercambiaba a 1,0697 dólares, tras haber abierto en 1,0689.