Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola niega "manipulación fraudulenta" del mercado y colaborará con la Audiencia

Iberdrola niega que su filial Iberdrola Generación España haya realizado una "manipulación fraudulenta" del mercado mayorista de la electricidad en diciembre de 2013 y asegura que ha prestado toda su colaboración al Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional y a la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil como parte de la solicitud de información a la compañía.
La empresa realiza esta consideración después de que la Audiencia Nacional ordenase a la Guardia Civil practicar ayer miércoles entradas y registros en las sedes de Iberdrola en Madrid y Bilbao, una vez admitida una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción contra la compañía.
Iberdrola Generación España señala en cualquier caso que el grueso de la información solicitada ya obra en manos de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), que realizó desde 2013 una investigación completa y que "contó también con toda la colaboración de la compañía" antes de dictar su resolución administrativa.
La compañía asegura que Iberdrola Generación "no ha realizado manipulación fraudulenta alguna" y que, "desde el primer momento en que se dio a conocer la resolución del expediente sancionador por parte de la CNMC", negó "rotundamente haber realizado cualquier manipulación fraudulenta de los precios mediante las ofertas de sus instalaciones de generación hidroeléctrica, y anunció su intención de presentar recurso ante la Audiencia Nacional, al entender que su actuación fue siempre correcta y ajustada a Derecho".
Iberdrola Generación asegura además que no hubo manipulación tendente a alterar el precio de la energía eléctrica por varios motivos, entre ellos el de que "no se interfirió en el proceso de formación del precio en el mercado eléctrico".
Según indica, tampoco hubo intención de alterar el precio de la electricidad, sino que, durante todo el periodo analizado, Iberdrola Generación actuó siempre como un "gestor prudente y razonable de las centrales hidroeléctricas investigadas, lo que además ha probado mediante la presentación de informes de expertos cualificados independientes".
Asimismo, la compañía defiende que su comportamiento fue "perfectamente racional y legítimo". "Los hechos en los que se basa el expediente, respecto de los que por su propia transparencia no hay discusión, se interpretan y califican por la CNMC de manera incorrecta y sesgada a través de una serie de inconsistentes juicios de intenciones", indica.
"La CNMC, sin tener en cuenta los elementos del tipo sancionador, califica como 'manipulación fraudulenta' un comportamiento perfectamente racional de Iberdrola Generación, atendida la situación de producible hidráulico del momento y las estimaciones de futuro, todo lo cual llevó a cabo mediante una gestión absolutamente transparente en el mercado", afirma.
"NO OBTUVO BENEFICIO".
La empresa también sostiene que no obtuvo ningún beneficio con su supuesta actuación, ya que "tenía una posición neta compradora en el periodo analizado, por lo que, aparte de no tener capacidad de incrementar el precio del mercado por carecer de posición de dominio en el mismo, no tenía ningún interés en que se incrementara dicho precio".
Junto a esto, recuerda que la Audiencia ya anuló, el 4 de julio de 2012, la única sanción, de 2,4 millones de euros, impuesta a Iberdrola Generación basada en el mismo tipo sancionador.
Además, considera que la resolución del expediente sancionador es "manifiestamente incoherente" con decisiones previas de la CNMC, que ya se había pronunciado acerca de las circunstancias "atípicas", como la alta demanda eléctrica, la subida del precio del gas o la ausencia de viento y de lluvia, que concurrieron en el mercado eléctrico en las semanas previas a la celebración de la subasta para fijar la TUR.
Además, recuerda que la Audiencia ya anuló, el 4 de julio de 2012, la única sanción, de 2,4 millones de euros, impuesta a Iberdrola Generación basada en el mismo tipo sancionador. La anulación "se basó en la falta de prueba de los elementos que requiere la infracción, que tampoco se han probado en el caso presente", señala.
Aplicando la doctrina sentada en esta sentencia, el 10 de julio de 2014 la Sala de Supervisión Regulatoria de la propia CNMC archivó sin imposición de sanción alguna el expediente sancionador 40/2013, para el que la Dirección de Energía proponía una sanción de 2 millones de euros con arreglo al mismo tipo sancionador por las ofertas presentadas al mercado por la central de Guardo 1 en los años 2011 y 2012, recuerda.