Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola revisa 32.000 kilómetros de líneas en España para reforzar el suministro

Iberdrola Distribución ha revisado más de 32.000 kilómetros de sus líneas eléctricas en España durante el primer semestre del año para reforzar la seguridad de suministro y con el objetivo último de seguir mejorando la calidad del servicio que ofrece, informó la energía.
La compañía ha inspeccionado líneas de muy alta, alta y media tensión de cara a garantizar su fiabilidad y funcionamiento en las mejores condiciones frente a las inclemencias meteorológicas.
En concreto, Iberdrola ha revisado hasta julio 19.600 kilómetros de líneas aéreas, así como otros 7.000 kilómetros de líneas subterráneas. Además, ha analizado utilizando termografía 4.400 kilómetros y ha realizado labores de poda y mantenimiento de pasillos eléctricos a lo largo de 1.600 kilómetros.
Las revisiones de las líneas aéreas están orientadas a detectar posibles anomalías en los elementos que componen este tipo de instalaciones: aisladores, conductores, herrajes, apoyos, etcétera, dañados por rayos, arbolado, obras de construcción o edificaciones próximas, entre otras causas.
Asimismo, la energética ha comprobado por infrarrojos -análisis termográfico- 4.400 kilómetros de líneas aéreas. Esta acción consiste en el reconocimiento de las infraestructuras eléctricas mediante cámaras termográficas transportadas en helicóptero o por un equipo de operarios a pie.
Por último, Iberdrola ha realizado trabajos de limpieza de los pasillos por donde discurren las líneas, podando aquellos árboles que presentaban un mayor riesgo de contactar con los tendidos a lo largo de 1.600 kilómetros de líneas.
Iberdrola Distribución cerró el ejercicio 2016 con una inversión de 537 millones de euros destinados a la mejora de su red de distribución y a la progresiva implantación de las redes eléctricas inteligentes en España.