Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola prevé que la fusión de sus participadas Elektro y Neonergia se cierre entre julio y agosto

Prevé un impacto superior de 900 millones en el Ebitda y elevar sus inversiones en 800 millones anuales por la operación
Iberdrola prevé que la fusión de sus participadas Elektro y Neoenergia, que dará lugar a la mayor empresa eléctrica de Brasil y la primera de Latinoamérica por número de clientes, se cierre entre julio y agosto.
En concreto, se estima que la transacción reciba el visto bueno de las juntas generales de Neoenergia y Elektro un mes después de la firma del acuerdo y que, posteriormente, reciba el visto bueno de las autoridades competentes como CADE y ANEEL en el plazo de dos tres meses, según informó la compañía en una presentación a la Comisión Nacional de los Mercados y Valores (CNMV).
Asimismo, el grupo energético destacó que la operación cumple a corto plazo con sus criterios financieros, mejora la generación de flujos de caja y no requerirá un incremento de capital.
A este respecto, señaló que la fusión tendrá una contribución positiva desde el primer año en torno al 4% en el beneficio neto ajustado por resultados extraordinarios, amortizaciones y provisiones.
No obstante, prevé un impacto ligeramente dilutivo en el beneficio por acción en 2018, en torno a un 1%, por amortización del fondo comercio.
Además, prevé un impacto en el resultado bruto de explotación (Ebitda) positivo superior a 900 millones de euros y aumentar sus inversiones en unos 800 millones de euros anuales como consecuencia de la consolidación del 100% de Neoenergia.
En lo que respecta a la deuda neta, con la operación se incrementará en 2.900 millones de euros, aunque se producirá una mejora en el ratio deuda neta/Ebitda en 0,1 veces. Mientras, las sinergias estimadas se sitúan en el 5% del gasto operativo neto.
Por otra parte, la nueva compañía resultado de la fusión -que aglutinará los activos de distribución, transporte, generación y comercialización de electricidad de Neoenergia y Elektro-, que estará controlada en un 52,45% por Iberdrola, mientras que un 38,21% corresponderá a Previ y un 9,35% a Banco de Brasil, se financiará de forma independiente y acudirá, cuando sea necesario, a los mercados de capitales locales e internacionales, añadió la compañía.
Además, el acuerdo incluye el compromiso de la multinacional española de sacar a Bolsa la compañía cuando Previ y Banco de Brasil lo estimen oportuno.
NO PREVÉ ELEVAR SU PARTICIPACIÓN EN UNA HIPOTÉTICA OPV.
A este respecto, Iberdrola no prevé aumentar su participación en la nueva Neoenergia si se produce la salida a Bolsa de la compañía, señaló el director de Desarrollo del grupo, Pedro Azagra, en una conferencia con analistas.
Según la operación, los accionistas de Neoenergia, participada por Iberdrola (39%), Caixa de Previdência dos Funcionários do Banco de Brasil (Previ) (49%) y BB Banco de Investimentos (Banco de Brasil) (12%), han alcanzado un acuerdo por el que la compañía incorporará la actividad y los negocios de Elektro, filial brasileña 100% del grupo español.
La transacción se realizará bajo la fórmula conocida como 'incorporação', a través de la cual Neoenergia ejecutará una ampliación de capital que será suscrita en su totalidad por Iberdrola. El aumento de la participación de la energética española en la sociedad tendrá como contraprestación los activos de Elektro.