Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El IPC interanual escala al -1,1% en febrero por las gasolinas

Gasolinacuatro.com

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2% en febrero respecto al mes anterior y elevó dos décimas su tasa interanual, hasta el -1,1%, debido el encarecimiento de los precios de los carburantes y de algunos alimentos, como las legumbres, las hortalizas frescas y los aceites, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma así los datos que avanzó hace dos semanas.

De este modo, el IPC moderó su tasa interanual en febrero al experimentar su primer ascenso tras tres meses consecutivos de caídas, que llevaron a este indicador a situarse en el -1,3% en enero.
Pese a ello, con el dato de febrero, el IPC interanual encadena su octava tasa negativa. Es la décima vez en 17 meses en que los precios muestran tasas interanuales negativas. En cualquier caso, el Gobierno ha descartado que la economía se encuentre en una situación de deflación estructural.
Estadística ha atribuido el avance interanual del IPC en febrero al comportamiento del transporte, que elevó su tasa más de dos puntos respecto a enero, hasta el -5,6%, por el encarecimiento de los carburantes y lubricantes.
También ha influido en la evolución interanual del IPC el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas, que incrementó su tasa seis décimas, hasta el 0,2%, por la subida de los precios de las legumbres, las hortalizas frescas y los aceites y la estabilidad de los precios de las frutas frescas, frente a los descensos registrados un año antes.
En contraste con el repunte experimentado en estos dos grupos, la tasa interanual del grupo de vivienda bajó en febrero 1,5 puntos, hasta el -1,9%, por la bajada de los precios de la electricidad.
Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en el 0,2% en febrero, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el -1,2%, tres décimas más que en enero.