Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IESE ve preocupante la caída de afiliación y teme que la inestabilidad política trunque la recuperación

La escuela de negocios IESE considera predecible el aumento del paro en agosto al tratarse de un fenómeno recurrente vinculado al comportamiento de la contratación temporal, pero ve más preocupante el descenso en la afiliación, y teme que en los próximos meses la inestabilidad política trunque la recuperación.
Así, para Sandalio Gómez, profesor del IESE, más preocupante que el alza del paro en 14.000 personas en agosto es que en media, las altas a la Seguridad Social desciendan en 145.000, aunque el balance de lo que va del año muestre un incremento de 500.000.
"Se puede afirmar que la senda positiva que se inició en el 2014 se mantiene a pesar de la inestabilidad política actual, pero empieza a presentar síntomas de cierta preocupación", advierte.
Así, en su opinión, aunque los datos de agosto entran dentro de lo previsible, el problema se plantea en lo que pueda suceder en los meses que quedan de año.
"La inercia del incremento del consumo y de la inversión, de la capacidad adquisitiva y de la mejora paulatina de la calidad del empleo, puede frenarse en seco si España no cuenta en octubre con unos presupuestos que ordenen las cuentas públicas", alerta.
"Europa espera el cumplimiento del déficit, las comunidades autónomas necesitan atender a los suyos, los pensionistas, los funcionarios, los parados se sienten desamparados y sin entender las razones de ello. Todo el esfuerzo realizado para salir de la crisis y consolidar el crecimiento puede venirse abajo antes de que finalice el año si los políticos siguen con sus cálculos y tácticas que nadie puede entender. Los ciudadanos les han dicho por dos veces y cada vez más fuerte, que se entiendan, que negocien y estén a la altura de la nueva etapa que se ha abierto en España", concluye.