Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Huertas (Mapfre) pide "mirar a Europa" y crear un supervisor específico para el sector asegurador

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, ha pedido "mirar a Europa" y establecer en España un supervisor independiente dedicado al sector asegurador para "mantener la profesionalidad que han tenido siempre los profesionales de la supervisión asguradora y, sobre todo, reforzarla".
"En Europa se han creado tres supervisores, un supervisor de banca, un supervisor de seguros y un supervisor del mercado. ¿Por qué tenemos que ser diferentes? El supervisor europeo necesita un interlocutor directo y tiene que ser un supervisor especializado en seguros", ha apuntado Huertas durante su intervención en un encuentro informativo organizado por Europa Press.
Huertas reconoce que existe una "polémica continua" acerca de si el sector asegurador debe estar bajo la supervisión del sector financiero (Banco de España), de un supervisor independiente o mantenerse dentro de una dependencia administrativa, del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, como ocurre en la actualidad con la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.
En su opinión, lo que hay que hacer es "mirar a Europa", en referencia a los tres supervisores comunitarios, que son la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (EIOPA), la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y la Autoridad de los Mercados (ESMA).
"Desde el sector llevamos mucho tiempo pidiendo una potenciación del suepervisor y realmente convertirlo en un supervisor independiente", ha explicado Huertas, según quien "el seguro tiene una especificidad importante, a pesar de que muchos bancos o algunos bancos en este país sean propietarios de compañías de seguros".
Según ha dicho, para garantizar los compromisos a largo plazo del sector asegurador y en beneficio de los consumidores y las empresas, se exige una supervisión "realmente completa, adecuada, que sea independiente y que pueda estar focalizada en las características del propio sector".