Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Housers prevé alcanzar entre 90 y 110 inmuebles este año y una financiación de 25 millones

Housers prevé alcanzar entre 90 y 110 inmuebles hasta final de año, especialmente en las ciudades de Madrid, Barcelona y Valencia, y lograr 25 millones de euros de financiación a través de aportaciones basadas en el modelo de 'crowdfunding'.
Estas son las previsiones de la plataforma de financiación colectiva que entre los nuevos retos para final de año se plantea financiar la construcción de edificios para su posterior alquiler y/o venta, así como otros proyectos inmobiliarios como la adquisición de oficinas para su posterior alquiler.
Además, pretende abrir una partida monetaria interna destinada a apoyar aquellos proyectos que lo necesiten, similar al fondo de garantía de los depósitos que tienen los bancos, dotando así de una mayor seguridad a sus usuarios. También prevé atraer inversión extranjera a España, posicionando la plataforma online a nivel europeo.
En un año Housers ha reunido más de 11,7 millones de euros y cuenta ya con más de 24.700 usuarios y ha pasado de ser una idea creada por dos emprendedores a formar un equipo actual de 30 personas, con seis departamentos, entre los que destaca el área inmobiliaria: arquitectos, analistas de riesgos, fiscalistas o expertos en derecho inmobiliario.
La rentabilidad bruta que ofrecen los proyectos es del 6,81%, y la neta del 3,28%, mientras que la revalorización media de los activos se sitúa en el 15,96%.
REPARTO DE DIVIDENDOS E INVERSIONES DESDE 50 EUROS
La plataforma se dirige principalmente a la inversión en inmobiliario. Desde sus inicios reparte dividendos de cada proyecto inmobiliario adquirido y los usuarios pueden operar libremente a través de cuentas segregadas, gracias a un acuerdo con una entidad de pagos independiente, autorizada por el Banco de España. Además, para cada proyecto inmobiliario se crea una sociedad limitada independiente, por lo que el riesgo disminuye.
El 'crowdfunding' inmobiliario lleva años triunfando en otros países como Estados Unidos, si bien aterrizó en España hace un año. Se trata de un proyecto donde los inversores adquieren la propiedad del bien inmueble, por lo que son propietarios, y reciben a cambio una rentabilidad por el alquiler y de la venta futura del inmueble en parte proporcional a la cantidad depositada por cada inversor.
Como característica de inversión colectiva, Housers destaca su bajo riesgo, justificado por la combinación de dos fuentes de rentabilidad. Por un lado, el alquiler que actúa como límite a la baja o pérdida del valor del bien, permitiendo la no "precipitación" en la venta del mismo ante una expectativa de mejora a futuro que suponga un mayor revaloración del bien, para entonces, proceder a su venta, la segunda fuente de rentabilidad de la inversión.
Gracias a la red de la financiación colectiva, es posible invertir desde 50 euros, con lo que se mitiga el factor riesgo asociado a la inversión.