Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herrera (AED): "España tiene una buena cantera de directivos por sus cualidades y valores"

La asociación aumenta un 20% sus socios y duplica presupuesto desde 2010
El presidente de la Asociación Española de Directivos (AED), Pau Herrera, ha destacado que España cuenta con una buena cantera de directivos, con gran nivel, por sus valores y cualidades en gestión, visión estratégica y global, empatía, creatividad y capacidad de improvisación.
En una entrevista de Europa Press a pocos días que se produzca el relevo en la presidencia de la entidad tras dos mandatos, ha defendido la figura del directivo como uno de los motores que mueve la economía, exporta y crea empleo.
Según Herrera, las competencias directivas y la cultura del 'management' latinoamericano, en el que además de toda América Latina se suma España y Portugal, son muy bien valoradas por las compañías, sobre todo cuando buscan perfiles que requieran imaginación, flexibilidad y capacidad de entender otras culturas distintas.
Para el presidente de la AED, las mejores cualidades que él aprecia en un directivo son: saber escuchar, humildad, perseverancia, liderazgo y capacidad de trabajo y comunicación
En cuanto a la imagen que pueda tener el ciudadano sobre los directivos ante ciertos bonus o tarjetas black, reconoce que en determinadas ocasiones se ha percibido como una figura "denostada e incluso demonizada", pero defiende no generalizar y pone en valor la contribución del directivo para la economía productiva.
En este sentido, opina que el directivo es como un deportista, a veces con una vida corta, más en según qué compañías en la que entra para hacer un trabajo y tiene una retribución y responsabilidad acorde con ello, aprobada por unos accionistas que le dan la confianza y pasando por varias comisiones de control.
Además, más allá de algunos casos mediáticos, asegura que hay una voz silenciosa, la de muchos de directivos, que han mantenido o se han bajado el sueldo o que han perdido su puesto durante la crisis y deben reinventarse para regresar al mercado laboral.
"Algunos han tenido que irse fuera para internacionalizar la empresa, priorizando la empresa a la familia para salvar puestos, con un elevado coste personal", asegura, tras defender que la realidad del asociado es la de un directivo que se reinventa constantemente ante un mundo que avanza rápido.
BALANCE DE MANDATO
Desde 2010, la asociación ha aumentado su masa social casi un 20%, con cerca de 2.000 socios, y el presupuesto se ha duplicado, hasta un millón de euros.
"Se ha crecido en masa social, actividades y servicios, y dejamos una entidad que podrá crecer de forma exponencial", ha apuntado Herrera.
La AED tiene sede en Barcelona, Madrid y Valencia, ha sumado Canarias y Galicia, y abrirá dos nuevas plazas en los próximos meses para dar respuesta a las necesidades de directivos de otros territorios.
Según Herrera, ahora el socio pide más visibilidad, influencia y que se le represente, visualizar su trabajo, fomentar intercambio de experiencias y conocimiento, además de representarle a nivel internacional de la mano de 'AED Global'.
Gracias a esta iniciativa, la AED será reconocida como entidad consultiva de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la reunión del Consejo Económico y Social de este organismo, que se celebrará los próximos días 25 y 26 de julio en Nueva York.
Con este nuevo estatus, la entidad podrá profundizar en la contribución de los directivos sobre los grandes problemas de la agenda global y facilitará llevar la voz de los directivos ante importantes actores internacionales.
Como más ejemplos de nuevos proyectos y formatos, Herrera cita la Escuela de Consejeros, que ha llegado a su segunda edición, de la mano de IESE y KPMG, para hacer un curso de directivos diferente, con parte académica y práctica, con éxito de participación y al que se puede acudir por invitación.
La AED, creada en 1996 bajo el impulso de Isidro Fainé, tiene como misión contribuir a la mejora individual y colectiva de los profesionales que lideran las organizaciones.