Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda prepara mejoras sociales para los funcionarios en los Presupuestos de 2018, según CSIF

El Ministerio de Hacienda y Función Pública estudia la aplicación de mejoras en los sistemas de ayudas asistenciales para funcionarios de rentas bajas, así como en las ayudas en acción social (ayudas sociales, tratamientos odontológicos, gafas, prótesis, entre otras) que se prestan tanto en el mutualismo administrativo como en los diferentes departamentos ministeriales, segun ha informado CSIF en una nota.
Este miércoles se ha celebrado la primera reunión de diálogo social para el desarrollo de las materias contempladas en el acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos del pasado mes de marzo, en la que participaron responsables de Función Pública, Muface y de la Subdirección de Costes y Personal.
Según informaron los representantes de Hacienda en la reunión, el departamento de Cristóbal Montoro tiene intención de introducir estas mejoras planteadas por CSIF en el presente ejercicio presupuestario o, si no hubiera tiempo, en el próximo.
CSIF valora la "voluntad política" en el arranque de esta nueva etapa de diálogo social, si bien espera que se produzcan mejoras que compensen la "insuficiente" subida del 1% para los Presupuestos de 2017 y la pérdida de poder adquisitivo desde el comienzo de la crisis.
"Esperamos que podamos trabajar desde ya en un acuerdo que permita establecer una cláusula de revisión salarial y un incremento paulatino de las retribuciones en tres o cuatro años, así como nuevas mejoras en la oferta de empleo público", subraya.
En la reunión de este miércoles, centrada en las mutualidades administrativas, CSIF también ha reivindicado garantías en la financiación a medio y largo plazo; favorecer la autonomía de gestión de las mutuas en la prestación sanitaria, al igual que en las comunidades autónomas; acelerar la implantación de la receta electrónica; mejorar la asistencia rural y las urgencias sanitarias (número telefónico corto, tipo 112) y actualizar el modelo de gestión a la era digital.