Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda mantiene para 2017 la rebaja del 5% de la tributación por módulos para pymes y autónomos

El Ministerio de Hacienda mantendrá la rebaja del 5% del rendimiento neto de módulos en 2017, que se viene aplicando desde 2009, para aquellos autónomos y pymes que declaran por el método de estimación objetiva, como consecuencia de los acuerdos adoptados en la Mesa del Trabajo Autónomo y debido al descenso de la actividad económica derivado de la crisis, según la Orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
Igualmente, se mantiene para el próximo año los módulos existentes en el IVA, así como la reducción el 20% del rendimiento neto para actividades económicas desarrolladas en Lorca (Murcia), tras el terremoto sufrido en 2011.
La única novedad de esta Orden se produce en el método de estimación objetiva del IRPF, al reducirse los índices de rendimiento neto aplicables a la actividad de servicio de cría, guarda y engorde de ganado, con el fin de adaptarlos a la realidad actual de este sector.
El nuevo índice de rendimiento neto aplicable será, en todo caso, del 0,37, mientras que anteriormente era del 0,42 para los servicios de cría, guarda y engorde de aves y del 0,56 para el resto de estos servicios.
Este nuevo índice se aplicará igualmente, de acuerdo con lo dispuesto en la disposición adicional quinta, al período impositivo de 2016.
Por otro lado, la orden incorpora las novedades incluidas en la reforma fiscal en lo referente a la simplificación y limitación del régimen de estimación objetiva. Concretamente, fija el umbral de exclusión en 250.000 euros de ingresos para el conjunto de actividades económicas, así como la magnitud de exclusión del régimen en función del volumen de compras que también queda fijada en 250.000 euros, tal y como establece la reforma del IRPF.