Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda podrá evitar que los deudores se declaren insolventes

El Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de lucha contra el fraude fiscal

Establece la limitación de pago en efectivo a 2.500 para operaciones entre profesionales

Se deberá informar sobre las cuentas y valores situados en el extranjero

El Gobierno señala que las rentas no declaradas no prescribirán con el tiempo

Se establecen multas de hasta 100.000 euros para quien obstruya las inspecciones

El Ejecutivo anuncia una reforma del sistema universitario español
El Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de lucha contra el fraude fiscal. Entre las medidas incluidas destacan la limitación del pago en efectivo a 2.500 euros en operaciones con profesionales, la obligatoriedad de declarar las cuentas y bienes en el extranjero, que no prescribirán, y la adopción de medidas cautelares por parte de la Agencia Tributaria para evitar que los deudores se declaren en situación de insolvencia o cometan un alzamiento de bienes. Además, el Ejecutivo ha anunciado una reforma del sistema universitario y ha creado una comisión de expertos para elaborar un informe con recomendaciones para la modificación de la Universidad española.
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado que en los tribunales españoles hay expedientes fiscales abiertos por 6.000 millones que están pendientes de cobro.
Según ha explicado, en muchas deudas tributarias que están pendientes por delito fiscal o por expedientes de inspección de la Agencia Tributaria "el deudor se coloca en situación de insolvencia que impide su cobro después de procesos administrativos muy largos y procesos judiciales muy tortuosos".
Para evitar esta situación, la Agencia Tributaria podrá adoptar medidas que eviten la situación de insolvencia de los deudores con el objetivo de hacer efectivo el cobro de la deuda.
Prohibir pagos de más de 2.500 euros
El anteproyecto de ley de lucha contra el fraude fiscal también incluye la prohibición de realizar pagos en efectivo superiores a los 2.500 euros en las operaciones en las que intervienen empresarios y autónomos, y la obligación de declarar el patrimonio que se tenga en el extranjero.
En este último caso, la vicepresidenta detalló que la falta de declaración provocará la "imprescriptibilidad" de la renta no declarada y, por tanto, la posibilidad de perseguir y liquidar la deuda, las sanciones correspondientes y los intereses generados "en cualquier momento en el que fuera detectada".
Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha explicado que los objetivos de este anteproyecto de lucha contra el fraude son "ganar equidad tributaria y aumentar la recaudación", si bien no ha querido dar cifras concretas de cuánto se podría ingresar gracias a esta normativa.
Reforma universitaria
Además, el Gobierno ha anunciado una nueva reforma del sistema universitario. Así, se ha creado una comisión de expertos "independiente, plural y del más alto nivel científico y académico" para evaluar en los próximos seis meses la situación del sistema y elevar sus recomendaciones para su mejora.