Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secretario de Hacienda ataca al PSOE con los recortes de Zapatero y le recuerdan a Ignacio González

El secretario de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, se ha defendido de las críticas de la oposición, especialmente de las del PSOE, mostrando varias portadas de periódicos durante el anterior gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a lo que los diputados socialistas han replicado mostrando una imagen de la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.
"Pensaba que iban a venir con la palabra 'recortes' olvidada", ha dicho Fernández de Moya, dirigiéndose a los diputados del PSOE de la Comisión de Presupuestos, antes de apostillar que "a lo mejor se retrotraen a épocas en las que gobernaban".
"A lo mejor usted se refiere a mandar a 3,1 millones de españoles al paro", ha dicho el secretario de Estado, enseñando portadas sobre medidas de recorte del gasto por parte del anterior Ejecutivo, datos sobre desempleo o sobre que España "iba a estar en la Champions League" de la economía. "Ya no existen portadas como éstas", ha remachado.
Frente a ello, los diputados Javier Lasarte y Julián López Milla han levantado un ordenador con una imagen de la detención de González esta semana, dentro de la 'Operación Lezo', que investiga el posible desvío de fondos de la empresa pública madrileña Canal de Isabel II.
El propio vicepresidente de la Comisión, el socialista Antonio Hurtado, ha llegado a intervenir durante la comparecencia de Fernández de Moya, para que atendiera a las dudas planteadas por los grupos: "Le quedan tres minutos, por si quiere contestar a las preguntas", ha dicho en un momento de la sesión.
"Le podrá gustar o no, estoy haciendo lo que tengo que hacer. ¿Que no le gusta? Yo le entiendo, pero obedece a la realidad. Y son hechos objetivos y datos claramente contrastados", ha aseverado el secretario de Estado, que defendía en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado de 2017.
NI PSOE NI PODEMOS SE CREEN LAS PREVISIONES DEL GOBIERNO
La exposición de las previsiones fiscales del Gobierno por parte de Fernández de Moya ha sido afeada tanto por PSOE como Unidos Podemos, cuyos diputados han cuestionado la veracidad de las estimaciones, así como la distribución de la carga fiscal proyectada por el Ejecutivo.
En este sentido, el socialista Julián López Milla, ha apuntado a la "recomposición de la cesta de los ingresos", pues no solo ha aumentado el peso de los impuestos indirectos, sino que existe una desviación de unos 10.000 millones en Sociedades no explicables por la reforma fiscal ni la evolución económica.
"Entre 2015 y 2016, las mayores empresas se han ahorrado 3.000 millones en Sociedades, y 9.300 millones las rentas más altas en IRPF. Dice que se los españoles se han ahorrado impuestos, pero algunos más que otros", ha manifestado.
El portavoz de Hacienda de Unidos Podemos, Alberto Garzón, también se ha referido a las reformas fiscales aprobadas por el Gobierno, criticando que, si contravienen a la propia Constitución, que recoge en su artículo 31 el carácter progresivo del sistema tributario, "podrían ser tachadas de antisistema".
Garzón ha criticado la "desigualdad funcional" que, a su juicio, tiene lugar en España y se ha preguntado por el cambio de modelo productivo aludido por el Gobierno --"no veo a qué ha transitado", ha dicho--. Asimismo, ha pedido una valoración de por qué el pago de intereses, unos 32.000 millones presupuestados, supone el doble que el pago de prestaciones al desempleo, algo "poco comprensible desde el punto de vista social y económico", ha señalado.
CIUDADANOS DICE QUE SON "MÁS REALISTAS" QUE LAS DE 2016
Quien sí juzga como creíbles las estimaciones fiscales del Gobierno es Ciudadanos. Su portavoz de Hacienda, Francisco de la Torre, ha dicho que "son muchísimo más realistas que el año pasado", al contrario de las de 2016 que, ha recordado, provocó un acuerdo de no disponibilidad.
En todo caso, sí que ha puesto en duda el incremento previsto en la recaudación por IRPF, ya que se sitúan en el 7,7% y las cotizaciones, que también se deducen de los salarios, está previsto que crezcan respecto a la liquidación del pasado ejercicio un 6,8%.
Asimismo, De la Torre ha reiterado que creen necesaria una reforma en el Impuesto de Sociedades, aunque entienden que estos Presupuestos, tramitados en mitad del ejercicio, no podían incluirla. "No podemos cambiar la regla a las empresas en la mitad del partido", ha dicho.