Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HSBC pagará una multa millonaria a EEUU para cerrar una investigación por blanqueo de dinero

Entidad británica HSBCcuatro.com

El banco británico HSBC ha llegado a un acuerdo con las autoridades estadounidenses para cerrar una investigación en su contra por ayudar a blanquear dinero a los cárteles mexicanos y a países sancionados a cambio de pagar una multa de 1.900 millones de dólares (1.468 millones de euros).

Según han informado los diarios estadounidenses 'The New York Times' y 'The Wall Street Journal', el acuerdo, que aún no es oficial, se anunciará en las próximas horas.
El caso se remonta a principio de 2012, cuando el Senado de Estados Unidos inició una investigación contra HSBC ante la sospecha de que estaba permitiendo blanquear dinero a través de sus cuentas a organizaciones y países sancionados por el Capitolio.
En concreto, la Cámara Alta acusó al banco británico de permitir que los cárteles mexicanos blanquearan su dinero a través de sus cuentas y de eludir las sanciones impuestas a países como Irán o Corea del Norte en sus negocios.
La entidad admitió que sus mecanismos para controlar el blanqueo de dinero son insuficientes y dispuso un total de 1.500 millones de dólares (1.158 millones de euros) para cubrir todos los gastos, incluidas multas, que pudieran derivarse de su actuación.
No obstante, dicha cantidad será insuficiente ya que, de acuerdo con dichos diarios, la suma será de 1.900 millones de dólares --1.250 millones de dólares de sanción y 650 millones de dólares de indemnización civil--, la multa más alta que se ha impuesto hasta ahora en estos casos.
La filtración llega en el mismo día en que el banco británico Standard Chartered ha aceptado pagar una multa de 327 millones de dólares (255 millones de euros) a cambio de cerrar una investigación estadounidense en su contra por violar las sanciones impuestas a determinados países.