Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos responde al FMI que "ya se han tomado todas las decisiones para cumplir con el déficit"

Advierte de la "amenaza" de un "giro proteccionista" internacional y de que la economía sigue siendo "sensible y vulnerable" a un repunte de los tipos
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha respondido este martes a las recomendaciones del FMI en las que insiste que España suba el IVA del tipo reducido, que el Gobierno "ya ha tomado todas las decisiones que tenía que tomar para cumplir el objetivo de déficit".
Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, al ser preguntado por las últimas recomendaciones del FMI, y durante su comparecencia ante la Comisión de Economía en la Cámara Baja, a la que ha acudido para informar de las líneas generales de su departamento, entre otros asuntos.
Guindos ha indicado que cuando el organismo internacional adelantó su informe, los cambios impositivos en España "ya se habían producido". De hecho, ha asegurado que "el Gobierno ha tomado todas las decisiones que tenía que tomar para cumplir el objetivo de déficit".
No obstante, ha matizado que desde el Gobierno están "completamente de acuerdo" con algunas cuestiones a las que alude el FMI, como la referida a la importancia de no revertir las reformas, así como mejorar las políticas activas o la lucha contra el fraude.
"Las recomendaciones del FMI se miran con atención pero el Gobierno tiene su propio planteamiento, su propia hoja de ruta, que además está dando resultados, porque cada vez que sale un informe del FMI eleva las previsiones de crecimiento adaptándose a la realidad de la economía española", ha destacado.
EL PIB ALCANZARÁ SUS NIVELES PRECRISIS EN EL SEGUNDO TRIMESTRE
Durante su comparecencia, Guindos ha destacado que la situación de la economía española es "muy diferente" a la de 2012, ya que el PIB registró un alza del 0,7% en el cuarto trimestre del 2016, lo que supuso un crecimiento medio del 3,2% el año pasado.
Ha avanzado que 2017 se ha iniciado "a velocidad de crucero", con lo que ha reiterado que en el segundo trimestre el PIB alcanzará los niveles anteriores a la crisis.
En este sentido, ha valorado que el crecimiento es "diferencial" y la economía española es "la que más crece de la zona euro", con una "sustancial" creación de empleo de 415.000 puestos de trabajo el año pasado, con una capacidad de financiación "muy importante" e inflación negativa.
"Este crecimiento se ha logrado en un ejercicio en el que el Gobierno ha estado en funciones", ha recordado Guindos, que considera que esto pone de manifiesto que las medidas tomadas anteriormente han sido "adecuadas" y España ha sido capaz de sobrellevar un contexto internacional de "incertidumbres y riesgos políticos".
ADVIERTE DEL PREJUICIO DE UN "GIRO PROTECCIONISTA"
No obstante, ha advertido del endurecimiento de la política monetaria que puede producirse en los próximos meses, así como un giro "proteccionista" que "puede limitar los mercados internacionales".
En este sentido, se ha referido al "auge del populismo" advirtiendo de que "cualquier medida que limite el comercio tendrá un impacto negativo en todos los países", por lo que ha abogado por que "la UE se reafirme como una zona de libre comercio" y sea "más fuerte" y gane más peso.
En esta línea, también ha avisado sobre la incertidumbre que conlleva el 'Brexit', cuyo impacto a medio plazo todavía resulta "difícil de prever". "Las negociaciones no van a ser sencillas y se basarán tanto en el proceso de desconexión, como en el Estatuto de desconexión de los 27 y Reino Unido", ha apuntado.
El titular de Economía ha remarcado también la "senda de consolidación fiscal equilibrada" lograda, gracias a una financiación a costes más bajos y un "importante proceso de desapalancamiento".
A este respecto ha recordado que la balanza por cuenta corriente cerrará por cuanto año consecutivo con superávit, y ha valorado que el sector financiero ha realizado ya un proceso de "estructuración, saneamiento y capitalizacion" relevante.
EL RIESGO DE UN AUMENTO DE LOS TIPOS
"La situación es claramente diferente", ha apostillado Guindos, quien sin embargo ha insistido en que persisten "importantes retos" a abordar, como el endeudamiento público y privado de la economía y el nivel de desempleo.
De esta forma, ha apuntado que España tiene que hacer frente a 350.000 millones de emisión bruta entre deuda pública y privada, en un contexto en el que el país es "especialmente sensible" ante los posibles 'shocks' que conduzcan a un aumento de los tipos de interés.
"Aunque se ha producido una reducción de la ratio deuda pública, cualquier repunte de los tipos de interés puede tener un impacto sobre la economía española, que sigue siendo sensible y vulnerable a ese posible repunte", ha advertido.
De hecho, Guindos ha reconocido que este asunto es la "principal preocupación" del Ministerio de Economía. Si se deterioran las condiciones actuales, el impacto sería "rápido, intenso y negativo en la evolución de la economía española", ha enfatizado.
Por ello, ha abogado por mantener la agenda reformista porque cualquier reversión de la misma podría tener un "impacto negativo" en la economía, así como poner en marcha medidas de "responsabilidad", como la Ley de Desindexación, la Ley de Auditoría, la referida a los órganos reguladores o la nueva Ley Hipotecaria.