Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos dice que la banca "no genera dudas" y el rescate bancario es el "factor diferencial" del crecimiento

Defiende que quedan por recuperar 600 millones en 'cocos' y la desinversión en Bankia y BMN
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado este miércoles que el "profundo" saneamiento y reestructuración acometido por el sector financiero español en los últimos años hace que actualmente "no genere dudas" y ha defendido que el rescate bancario es el "factor diferencial" del crecimiento en España, sin el que estaría "fuera del euro".
Así lo ha señalado en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, en respuesta a una pregunta del coordinador general de IU, Alberto Garzón, en la que reprochaba al ministro que el Banco de España dé por "perdidos" 60.613 millones por el rescate a la banca, cuando el Gobierno en "sucesivas declaraciones dijo que no iba a costar ni un euro".
De Guindos ha afirmado que el "profundo" saneamiento y reestructuración que ha sufrido el sector bancario hace que "no genere dudas" y que soluciones como las acordadas para el Banco Popular sean posibles hoy cuando "no lo habrían sido nunca en 2012".
En este sentido, ha destacado la situación de "equilibrio" actual del sector financiero y ha aseverado que si no se hubiese actuado en las antiguas cajas de ahorro éstas habrían entrado en concurso y habrían sido un elemento adicional de desconfianza que habría tenido un efecto "demoledor" sobre la economía española, con un caída "más allá" del 9% del PIB y un elevado impacto sobre el empleo.
"Si no hubiera habido rescate de las antiguas cajas de ahorro, el rescate de España no habría sido suficiente y España habría salido del euro. A lo mejor es en última instancia lo que ustedes están buscando", ha espetado Guindos a la bancada de Unidos Podemos.
De esta forma, considera que no se puede "minusvalorar" el efecto del rescate sobre la estabilidad financiera y la recuperación económica, ya que ha sido un "factor diferencial" por el cual la economía española crece el triple que los países de su entorno.
DINERO POR RECUPERAR
Además, ha puntualizado que el informe del Banco de España señala que se han concedido ayudas directas por parte del FROB de algo más de 56.000 millones, unos 40.000 millones correspondientes al Gobierno actual y 16.000 del anterior Ejecutivo socialista.
El titular de Economía ha explicado que las cifras coinciden con los cálculos del FROB y del Tribunal de Cuentas, y ha explicado que el FROB ha recuperado a día de hoy casi 7.000 millones procedentes de dividendos, comisiones, intereses y ventas, incluido el paquete de Bankia.
A esto se sumarían los aproximadamente 600 millones de euros en bonos convertibles ('cocos') pendientes de ingresar y la desinversión de en torno al 65% en Bankia y BMN; cuya venta se realizará con el objetivo de maximizar la recuperación de las ayudas.
En cualquier caso, Guindos ha subrayado que las entidades nacionalizadas han recuperado más de 9.000 millones vía compensaciones a los accionistas de la salida a Bolsa de Bankia y los preferentistas, algo que "no hubiese sido posible sin el rescate", ya que las entidades no habrían tenido medios para devolver a los ahorradores.
"PROBLEMA DE CÁLCULO Y POLÍTICO" DE 60.000 MILLONES
Desde Unidos Podemos Alberto Garzón ha criticado que el Tribunal de Cuentas calcule que se han invertido 122.000 millones, de los que 60.000 se harían perdido "absolutamente", por lo que ha dicho ver "excesiva" la "ligera desviación" de este "error de cálculo" que "siempre sucede en valor de los mismos".
Garzón ha dicho sorprenderle la desviación "incluso para un Gobierno del PP", ya que contrasta con las políticas de los 'populares', y ha afeado que los test de estrés realizados a las entidades financieras concluyesen la solvencia de bancos hoy quebrados.
A su juicio, el rescate bancario es un "problema de cálculo y político", que contrasta con los recortes en los servicios públicos, y ha reprochado al Gobierno que aplique políticas de "no hacer nada con los pobres", siguiendo las doctrinas de Adam Smith, y en cambio sea más "keynesiano" con los ricos, al conceder ayudas a fondo perdido, avales, garantía e inyecciones de liquidez, con un sistema financiero "enriquecido gracias a sus políticas".
El coordinador general de IU ha recriminado a Guindos que el Gobierno acuerde con Bruselas que estas partidas no compute para el procedimiento de déficit excesivo ni el incremento del gasto en Defensa, como sí sumaría en Educación o Sanidad.
"No es un problema técnica, económico, sino de voluntad política" y es "profundamente errado", ha insistido Garzón.