Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos pide una "normalización" de la evolución salarial y no descarta que la economía crezca más del 3,2%

Afirma que el contrato indefinido no es "suficientemente atractivo" respecto al temporal, por lo que "algo hay que hacer"
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha indicado este jueves que "se tiene que ir produciendo una normalización de la evolución salarial", ya que la situación económica no es "en absoluto" equiparable a la de años atrás, y ha afirmado que no descarta que la economía pueda crecer más incluso que en 2016, cuando lo hizo en un 3,2%.
Durante su comparecencia ante la Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Congreso para hablar de la evolución económica de España, la Estrategia de Crecimiento Empresarial y la fusión de Bankia y BMN, ha indicado que el Gobierno "no es nadie" para decir cómo tienen que evolucionar los salarios en el sector privado, porque "forma parte de las partes".
Así lo ha señalado De Guindos después de que los sindicatos hayan dado por muerto el pacto salarial y hayan augurado un "otoño difícil" tras la negativa de CEOE a incluir la cláusula de garantía salarial vinculada a la inflación, pese a haber mejorado el suelo de su propuesta salarial, ofreciendo entre un 1,2% y hasta un 2,5%.
Por su parte, las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme han lamentado el fracaso de las negociaciones y han acusado a los sindicatos de romper la mesa negociadora con demandas inalcanzables.
De Guindos ve "evidente" que la situación de la economía española no es "en absoluto" equiparable a la de 2010, 2011 o 2012, por lo que considera que debe producirse una "normalización" en la evolución de los salarios.
No obstante, ha indicado que ya se está produciendo de forma "natural", según se ha constatado en los convenios cerrados de sectores como el de la construcción, comercio, servicios o seguros, en los que va habiendo una "cierta normalización" en un contexto de una inflación del 1,5%, que continuará desacelerándose hasta cerrar el año por debajo del 1%.
EL CONTRATO INDEFINIDO "NO ES SUFICIENTEMENTE ATRACTIVO"
En materia laboral, ha respondido a las críticas efectuadas por los portavoces parlamentarios en la Comisión de Economía del PSOE (Pedro Saura) y de Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea (Alberto Montero) sobre la temporalidad y la precariedad, indicando que ha mejorado el número de asalariados con contrato indefinido.
No obstante, ha apuntado que uno de los problemas del funcionamiento del mercado laboral es la dualidad y que en España "todavía no es suficientemente atractivo el contrato indefinido en relación al temporal". "Algo tenemos que hacer", ha añadido.
En cualquier caso, el ministro ha defendido que España es, en términos de distribución de riqueza, de los países más igualitarios del mundo, superando a los países nórdicos. Sobre la distribución de la renta, ha indicado que la principal fuente de pobreza en España es el paro, si bien los datos del mercado laboral son "positivos", lo que contribuirá a su mejora.
Además, sobre las pensiones ha reiterado que el Fondo de Reserva es el "reflejo" del superávit o del déficit que presente la Seguridad Social, si bien "no existe un Fondo de Reserva suficientemente grande que pudiera garantizar el futuro de las pensiones", sino que la garantía pasa por la creación de empleo y el crecimiento económico.
El titular de Economía también ha hecho hincapié en la importancia de conseguir que todas las empresas subsistan "al menos dos generaciones" y de consensuar medidas entre todos los grupos para aumentar el tamaño de las empresas españolas.
POSIBLE CRECIMIENTO SUPERIOR AL 3,2%
De igual forma, De Guindos ha señalado que todas las proyecciones apuntan a un alza de la economía española y que este año será "muy difícil" que crezca por debajo del 3%, salvo que se produzca una "debacle".
"No descartaría que el crecimiento pudiera ser incluso superior al del año pasado (+3,2%)", ha añadido el ministro, quien ha avanzado que los indicadores adelantados del tercer trimestre no indican "ningún tipo de desaceleración".
En cuanto a la posibilidad que ha anunciado durante su comparecencia de que España pueda llegar a salir del procedimiento de déficit excesivo en el que lleva inmersa desde 2009, De Guindos ha detallado que si se logra registrar un déficit del 3% este año, en vez del 3,1% comprometido, España podría salir un año antes de lo previsto de dicho procedimiento, ya que la Comisión Europa considera que con un 3% se mantendría en el horizonte temporal.
En concreto, España saldría del brazo correctivo y entraría a formar parte del preventivo, porque todavía presenta un problema de endeudamiento, pero esa salida del brazo correctivo le situaría en un grupo mayoritario de países europeos y le daría un mayor grado de libertad desde el punto de vista presupuestario, ha apuntado.
Por el momento, la ejecución presupuestaria "va bien" y la economía registra un crecimiento "intenso", ha añadido.