Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Guindos cifra en hasta un 30% la caída del PIB de Cataluña si se independiza

Garantiza que el Gobierno "nunca" lo permitirá también por "racionalidad económica"
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis De Guindos, ha asegurado este martes que el Gobierno no permitirá "nunca" la independencia de Cataluña no sólo por que es "imposible desde el punto de vista legal", sino también porque provocaría una caída del PIB catalán de entre el 25% y el 30% y supondría "empobrecimiento brutal".
"Es imposible desde el punto de vista legal y sería desde el punto de vista económico una caída del PIB en el entorno del 25% o 30%, un empobrecimiento brutal. Y el Gobierno español no va a dejar que eso ocurra nunca", ha afirmado a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin).
"El Gobierno no va a dejar nunca que Cataluña y los catalanes salgan de la zona euro y de la UE. Sería para un una de las regiones más abiertas y más europeas un paso atrás de consecuencias que no me quiero imaginar", ha insistido.
Así, el titular de Economía ha señalado que la imposibilidad de la independencia de Cataluña es "una cuestión de racionalidad económica" además de "una cuestión de legalidad", que es "importantísima" para el Gobierno.
No obstante, ha apuntado que el Ejecutivo no ha elaborando ningún estudio sobre las consecuencias económicas de la independencia de Cataluña por que no contempla esa "hipótesis".
Preguntado por si el Gobierno se plantea hacer uso del artículo 155 de la Constitución si fuera necesario, De Guindos ha afirmado que el Gobierno demanda el "cumplimiento de la legalidad" y ha recordado que se ha pedido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que acuda al Congreso a explicar su posición.