Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Guindos: España "no necesita un rescate"

Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se ha dado luz verde al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2013EFE

Participa en un coloquio posterior a un discurso en 'The London School of Economics'

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos,ha asegurado desde Londres que España "no necesita un rescate" sino una intervención del BCE en el mercado secundario de deuda. ASí, ha advertido de que la economía española no podrá recuperarse de sus problemas mientras se mantengan las dudas sobre si la unión monetaria permanecerá o no intacta.
"Para España, para que pueda tener una recuperación, es importante disipar todas las dudas sobre el futuro del euro", aseguró de Guindos en el coloquio posterior a un discurso en 'The London School of Economics'.    
Asimismo, de Guindos también señaló que confía en que en la propuesta de 'banco malo' realizada por el Gobierno tendrá éxito. "El precio que vamos a aplicar será extremadamente cauteloso y estamos convencidos de que seremos capaces de atraer inversores privados", añadió. 
La visita del ministro se produce en un momento en el que se han disparado los rumores sobre la posibilidad de que España pida este mes ayuda a Europa para aliviar la presión sobre la deuda, aunque el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado tajantemente que el rescate vaya a ser inminente.
No es la primera vez que el ministro se desplaza a la City para defender las reformas ante inversores extranjeros. El pasado mes de febrero acudió para plantear las líneas maestras de las tres grandes reformas económicas aprobadas por el Gobierno: la ley de estabilidad presupuestaria, la financiera y la del mercado de trabajo.
El ministro volvió en mayo para explicar la segunda reforma financiera, por la que la banca debía destinar otros 30.000 millones de euros para provisionar créditos al sector inmobiliario y promotor sanos que aún no registran incidencias de pago.
Los inversores retiran casi 90.000 millones
Con estas visitas, el Gobierno pretende recuperar la confianza de los inversores extranjeros en la deuda pública en un momento en el que han retirado 90.000 millones de inversión en ocho meses, lo que ha provocado que la banca española se haya convertido en principal tenedor de deuda nacional.
Desde 1995, año en el que arranca la serie histórica del Tesoro, la banca había sido el mayor inversor, aunque poco a poco los extranjeros fueron ganando terreno. En 2004, los foráneos cogieron el testigo como principal inversor, puesto que habían ocupado hasta ahora.