Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos asegura que el repunte de la inflación "se está corrigiendo" y rondará el 1% a final de año

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado que el repunte de la inflación ha sido "meramente transitorio" y que "ya se está corrigiendo", al asegurar que la tasa se situará en torno al 1,5% y al 1% para finales de año, por lo que España volverá a tener un "diferencial negativo" respecto a la zona euro.
Durante la sesión de control al Gobierno del Senado de este martes, ha señalado que la economía española ha vivido desde principios de año, cuando la tasa interanual de la inflación se situaba en el 2,9% y estaba un punto por encima al de la zona euro, una "constante" reducción del diferencial.
"Sabíamos que este leve repunte, que ha tenido lugar desde finales de 2016 y principios de 2017, iba a ser meramente transitorio. La inflación va a desacelerarse paulatinamente a partir del segundo semestre y esperamos que el diferencial de la inflación se vaya reduciendo aún más. Además, hay que tener en cuenta la inflación subyacente, que está en el 1% en España y en el 1% en la zona euro, por lo que no hay ningún tipo de diferencia", agregó.
Además, el titular de Economía, que atribuyó este repunte a que España es "más sensible" a la subida del precio de la energía, explicó que la moderación de la inflación y la contención del diferencial, "e incluso la inversión" del mismo, se va a producir con un incremento de la demanda doméstica por encima del 3% y con un incremento de las exportaciones de mercancías, que están creciendo por encima del 9% (en términos reales).
"Hemos sido capaces de compatibilizar el crecimiento de la demanda con el mantenimiento de una inflación reducida, que se va a reducir cada vez más. Aquí es donde está la base de la modificación del comportamiento estructural de la economía española, así como para mantener tasas de crecimiento estables para el futuro y crear medio millón de puestos de trabajo al año", defendió.
Por su parte, el senador del Grupo Socialista Joan Lerma señaló que el Partido Popular ha hecho un "diagnóstico equivocado" sobre la subida del diferencial de la inflación y pidió al Gobierno soluciones "antes de que sea demasiado tarde".
"Hay que mejorar la competencia y la productividad y no centrarse en los costes laborales. Hay que mejorar los salarios de los trabajadores para que todos los ciudadanos ganen capacidad adquisitiva. Tenemos que tener más en cuenta el incremento de la productividad y no confiar en que con el paso del tiempo vaya a bajar el diferencial de inflación, que tiene muy malas consecuencias", concluyó.