Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos dice que la Ley Hipotecaria acabará con la opacidad en las cláusulas "especialmente sensibles"

El Gobierno propondrá una ley de crédito inmobiliario para reforzar la transparencia en los contratos de crédito hipotecario y finalizar con la opacidad en las cláusulas "especialmente sensibles", como es el caso de las 'cláusulas suelo', según ha informado el ministro de Economía, Luis de Guindos, durante su comparecencia en la comisión de Economía del Congreso de los Diputados.
Se trata de objetivos adicionales que permitan al consumidor tener "pleno conocimiento" de las implicaciones económicas y jurídicas que tiene el contrato de está firmando. Además, no abarcaría únicamente las cláusulas suelo, sino otras como las de amortización anticipada, de gastos o multidivisa.
La futura Ley reforzará los requisitos de información tanto en la fase precontractual como en el momento de la firma del préstamo ante notario, poniendo a disposición del cliente una ficha de advertencia estandarizada donde se ponga de manifiesto la existencia de determinadas cláusulas o contenido "especialmente sensible del contrato".
SE REFORZARÁ EL CONTROL NOTARIAL
También se reforzará el control notarial para comprobar que el cliente ha recibido y entendido esta información. Para ello, el consumidor deberá realizar una expresión manuscrita donde declare que acepta y comprende el contenido de dicha ficha y del clausulado del contrato, ha explicado el ministro.
Guindos ha defendido que la generación de confianza y seguridad en el mercado hipotecario "es fundamental para no repetir errores del pasado".
Esta norma se unirá al real decreto ley de 'cláusulas suelo' que se convalidará este martes en el Pleno del Congreso y que establecerá un mecanismo extrajuidicial para que los consumidores puedan recuperar las cantidades pagadas de más por la existencia de cláusulas opacas en sus hipotecas sin acudir a los tribunales.