Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos cree que congelar fondos sería "incoherente" y "contraproducente"

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis De Guindos, ha defendido en la Eurocámara que el Gobierno español ha tomado las medidas efectivas exigidas para evitar la suspensión de parte de los fondos estructurales de 2017, al mismo tiempo que ha señalado que congelarlos sería "incoherente", "contraproducente" y "contrario a lo que la UE necesita".

"La suspensión de los fondos sería incoherente y contraproducente, lanzando una señal contraria a lo que Europa necesita. No tendría en cuenta las prioridades de la política económica que actualmente persigue la UE (...). Penalizar al país que ha llevado a cabo el giro más importante de crecimiento económico sería lo contrario a lo que necesitan tanto la UE como la zona euro", ha expresado el ministro.
Durante su intervención ante las comisiones de Asuntos Económicos y de Desarrollo Regional, De Guindos ha reiterado que España es "el país que más crece entre las grandes economías europeas" y que ha llevado a cabo una "notable" reducción del déficit tanto en términos nominales como en términos estructurales.
También ha subrayado que España "sigue estando plenamente comprometido" con la continuación del esfuerzo fiscal y que "muy buena prueba de ello" es que el Gobierno en funciones adoptó medidas "por encima de los 10.000 millones de euros), como la reforma del impuesto de sociedades, el cierre adelantado del presupuesto o el acuerdo de no disponibilidad de gasto.
"España es el ejemplo más claro de que es posible retornar a una senda de crecimiento económico vigoroso dentro de una unión monetaria gracias a las reformas adoptadas. En estos momentos ni la situación macroeconómica ni el estado del sistema financiero plantean ningún tipo de incertidumbre para la estabilidad financiera de la zona euro", ha apostillado.