Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renault dice que no usa un software para alterar emisiones tras ser investigada por ello

El Grupo Renault ha informado este viernes que respeta la legislación francesa y europea acerca de emisiones de vehículos y que sus vehículos no están equipados con software fraudulento que afecte a los sistemas antipolución. Lo ha hecho tras conocerse que la fiscalía de París ha iniciado una investigación judicial sobre un posible caso de falseo de emisiones en algunos de sus vehículos.

En un comunicado, el grupo dice que "toma nota" de esta información e indica que aún no ha tenido notificación oficial del asunto. A través de un comunicado conjunto, recuerda, los Ministerios franceses de Economía e Industria han anunciado la finalización de sus investigaciones sobre los motores de Renault y transmitido vía verbal sus conclusiones al Tribunal de Nanterre, que ha enviado a su vez el expediente al Tribunal de París.

Según informaron fuentes cercanas a la investigación, tres jueces están analizando este proceso desde el pasado miércoles y, en caso de que la investigación derive en un juicio, serán dichos jueces los que tendrán que tomar una decisión.

La apertura de estos trabajos de investigación sobre las emisiones de escape de los vehículos de Renault con el fin de determinar si la compañía habría incumplido la legislación medioambiental vigente se inició después de que se conociera el caso del software de Volkswagen.

Tras la apertura de esta investigación, las acciones de Renault en la Bolsa de París experimentaron una caída, de forma que a las 12.30 horas alcanzaban un precio de 84,15 euros por título, lo que representa una disminución del 2,43% en comparación con el cierre del día anterior.

Así, en la cotización de este viernes las acciones de la compañía del rombo alcanzaron un precio máximo de 88,05 euros por cada título, mientras que el precio mínimo que llegaron a registrar fue de 81,1 euros.

Renault asegura en su comunicado que "respeta la legislación francesa y europea", y que sus vehículos "han sido siempre homologados respetando las leyes y a las reglamentaciones en vigor". "Los vehículos Renault no están equipados con software fraudulento que afecte a los sistemas antipolución", señala.

La empresa también dice que "los Estados, la Comisión Europea, las autoridades responsables de la reglamentación y los fabricantes de automóviles comparten la opinión de que es necesario reforzar los requisitos de la normativa aplicable", y señala que "este es el objetivo del futuro Reglamento Euro6d".

En marzo de 2016, recuerda, el Grupo Renault presentó a la comisión técnica independiente un plan completo de reducción de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) para sus vehículos diésel Euro6b en uso del cliente, "que ha sido considerado transparente, satisfactorio y creíble".