Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grupo Cooperativo Cajamar dota una provisión de 200 millones ante posibles reclamaciones por cláusulas suelo

El Grupo Cooperativo Cajamar ha dotado una provisión de 200 millones de euros para cubrir la contingencia de posibles reclamaciones tras la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre cláusulas suelo.
Así lo ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a requerimiento del mismo organismo tras la entrada en vigor del Real Decreto Ley 1/2017, de medidas urgentes de protección de los consumidores en materia de cláusulas suelo.
Cajamar ha señalado que la dotación, efectuada a 31 de diciembre, se corresponde con el "importe máximo que tendría que afrontar de aplicarse retroactivamente la devolución de cantidades a la totalidad de sus operaciones hipotecarias con consumidores, incluidas las afectadas por la sentencia del Tribunal Supremo".
No obstante, el grupo ha estimado a esta fecha que "el impacto final será notablemente inferior al provisionado, atendiendo principalmente al principio de la cosa juzgada".
Cajamar Caja Rural ha incidido en que ya eliminó en 2013 la cláusula suelo "a todos los préstamos hipotecarios afectados por la sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, que es firme", con lo que es competencia de los juzgados y tribunales españoles "concretar, en los procedimientos que se sigan ante ellos, la aplicación de los criterios establecidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea".
Asimismo, ha puntualizado que la citada provisión ha sido previa a la publicación del Real Decreto Ley 1/2017, que será "estrictamente aplicado por Grupo Cooperativo Cajamar", si bien su contenido "no altera la referida valoración del posible impacto máximo".
Tras realizar esta provisión, el grupo cerrará el ejercicio 2016 con unos ratios de solvencia y CET1 'phased-in' próximo al 12,9% y 11,3%, respectivamente, y con un resultado consolidado de alrededor de 75 millones de euros, según ha avanzado.