Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern negociará las enmiendas de la CUP pero no aclara si contempla subir impuestos

Niega hacer "chantaje" a los 'cupaires' y pide responsabilidad para que las cuentas vean la luz
La portavoz del Govern, Neus Munté, ha asegurado este martes que el Ejecutivo catalán está "abierto a negociar" las enmiendas que ha presentado la CUP a los Presupuestos de 2017, pero no ha aclarado si contempla aplicar la subida de impuestos que piden los anticapitalistas.
En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, ha explicado que el Govern no ha tenido tiempo de valorar las enmiendas presentadas por los 'cupaires', y se ha escudado en que, aunque la CUP anunció las enmiendas este lunes, no las han presentado en rueda de prensa hasta este martes.
"Estamos en período de negociación y con la mejor de las voluntades para que esto salga adelante. Estamos convencidos de que todo el mundo será responsable y estos Presupuestos llegarán a ver la luz", ha concluido la portavoz.
Pese a que el Govern siempre ha defendido que no quiere introducir ninguna subida en los impuestos cedidos a la Generalitat, las enmiendas presentadas por la CUP vuelven a insistir en modificaciones al IRPF, al Impuesto de Patrimonio y al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
Munté ha reivindicado que son unos muy buenos Presupuestos imprescindibles para encarar retos de la legislatura como la celebración del referéndum, y no ha querido ahondar en las propuestas de la CUP: "No entraré en las enmiendas concretas que no conozco porque no tenido ocasión de identificar".
La portavoz también ha negado las críticas que la CUP formula al Govern, a quien acusa de hacerle chantaje con la amenaza de que si no hay Presupuestos tampoco habrá referéndum: "El concepto chantaje no entra dentro del vocabulario que el Govern utiliza cuando negocia", ha asegurado Munté.
Además, ha añadido que ahora las diferentes Consellerias de la Generalitat están centradas en los debates que esta semana se están efectuando el Parlament sobre cada sección del Prespuesto y ha concluido que "hay margen para negociar porque la votación definitiva no es ni hoy ni mañana".
La CUP también exigió la semana pasada que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se implicara personalmente en la negociación de las cuentas: "Implicados y arremangados lo estamos todos. Lo está claramente el conseller y también el presidente", ha zanjado Munté.
OPERACIONES DE ENDEUDAMIENTO
En la reunión del Consell Executiu de este martes el Govern ha autorizado a la Generalitat a formalizar operaciones de endeudamiento durante el 2017 mientras esté en vigor la prórroga presupuestaria que hay actualmente mientras se negocian las nuevas cuentas.
Este acuerdo permite la formalización de operaciones de endeudamiento en cualquier modalidad, tanto en el interior como en el exterior, y establece que el aumento de la deuda no puede superar el límite autorizado por la Ley de Presupuestos de la Generalitat de 2015.