Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Goirigolzarri avisa de que los ajustes de plantilla y oficinas en la banca seguirán "en los próximos años"

Critica que los reguladores exijan mayores niveles de capital "no siempre de forma precisa y ordenada"
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha advertido de que los ajustes de plantillas y oficinas en el sector bancario seguirán "sin duda" en los próximos años, al describir un futuro que tampoco será "sencillo" ante la dificultad de hacer negocio y elevar la rentabilidad de las entidades. Eso sí, ha afirmado que el "grueso" de esta reestructuración ya ha "quedado atrás".
Goirigolzarri ha puesto en valor que los bancos españoles han realizado el esfuerzo "más importante" de Europa, después de cerrar 14.000 oficinas y reducir sus plantillas en más de 80.000 trabajadores en los últimos años. Estos ajustes han posibilitado situar el número de habitantes por empleado bancario en España, que mide la eficiencia, entre los niveles más altos del Viejo Continente, cuando en 2008 eran de los más bajos.
"El grueso de la reestructuración ha quedado atrás, pero no me cabe duda de que el ajuste seguirá en los próximos años, porque el futuro tampoco va a ser sencillo", ha afirmado el presidente de Bankia durante su intervención en el 4º Congreso Nacional de Directivos organizado por la APD.
En este sentido, ha subrayado que la banca española ha sido un "buen ejemplo" de los avances de la economía española en los últimos años y ha recordado que ha provisionado contra resultados el equivalente al 30% del PIB.
Goirigolzarri ha repasado los principales retos del sector financiero español, entre los que ha destacado la rentabilidad, que de media está por debajo del coste de capital que requieren los inversores, lo que, en su opinión, es "insostenible" en el medio y largo plazo. Al respecto, ha aprovechado para criticar las exigencias de los reguladores: "Están exigiendo no siempre de forma precisa y ordenada mayores niveles de capital".
El presidente de Bankia ha advertido de que los bancos no pueden financiar el crecimiento de la economía a través del crédito si la rentabilidad se sitúa por debajo del coste de capital. "Una sociedad no debe pensar que los bancos no deben ganar dinero", ha indicado, para avisar de que bancos sin rentabilidad se convierten en "rémoras" para sociedad.
QUE LA OFICINA NO SEA UNA "LACRA".
Junto al reto de mejorar la reputación de los bancos, Goirigolzarri ha abogado por aprovechar la tecnología como "palanca" de transformación en el futuro para desembocar en una red de distribución "híbrida", sin que las oficinas se conviertan en una "lacra". "La red tradicional debe adaptare y seguirá siendo clave", ha defendido.
El presidente de Bankia ha concretado que más del 90% de las operaciones transaccionales sencillas de la entidad se produce en cajeros automáticos o a través de Internet, mientras que casi el 40% de los clientes de la entidad son "multicanales".