Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno reduce un 3,2% el techo de gasto para 2015, hasta 129.060 millones

El Gobierno ha aprobado el techo de gasto que servirá para elaborar los Presupuestos del año que viene, con un descenso del 3,2% respecto al techo de gasto del año pasado, hasta 129.060 millones de euros. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha subrayado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que este techo de gasto "confirma que la reducción del déficit público" es un objetivo "prioritario" de la política presupuestaria del Gobierno. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha destacado que la recuperación de la economía permite compatibilizar una rebaja de los impuestos con la reducción del gasto público.

La cifra de 2015 resulta de una previsión de ingresos de 133.712 millones de euros y un objetivo de déficit de 30.959 millones, cantidades a las que hay que restar la financiación de las administraciones territoriales (32.941 millones) y unos ajustes de contabilidad nacional de 2.670 millones.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha subrayado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el techo de gasto fijado para 2015 "confirma que la reducción del déficit público" es un objetivo "prioritario" de la política presupuestaria del Gobierno.
Sáenz de Santamaría ha insistido en que el techo de gasto para 2015 continúa con la línea de contención del gasto seguida en los próximos años, preservando el gasto social y sin contemplar "ningún otro ajuste adicional". El techo de gasto será remitido antes de finalizar junio a las Cortes para su aprobación.
Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha reiterado el "compromiso absoluto" del Gobierno con la reducción del déficit público, y ha destacado que la recuperación de la economía española hace posible que se pueda compatibilizar una rebaja de los impuestos con la reducción del gasto público.
En este sentido, Montoro ha destacado que, para 2015, "no se plantea una nueva reducción del gasto público en términos absolutos", sino que se contiene su incremento, de manera que "no habrá nuevos ajustes a la baja del gasto público" porque "no son necesarios para consolidar los objetivos".