Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno murciano firmará el sábado con los sindicatos un acuerdo, en ambiente de movilización nacional

El presidente del Gobierno regional, Pedro Antonio Sánchez, firmará este sábado con los empresarios y los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, la Estrategia por el Empleo de Calidad, lo que contrasta con el ambiente de gran movilización que viven las organizaciones sindicales en el conjunto de España.
La Estrategia contiene medidas innovadoras, como más atención individualizada, nuevas políticas activas de empleo y más ayudas a aquellos que más difícil lo tienen para acceder al mercado de trabajo.
En consonancia con los objetivos que la Estrategia Europa 2020 marca para España, la Estrategia por el Empleo de Calidad fija como objetivo para el año 2020 una tasa de empleo entre la población de 20 a 64 años del 74 por ciento, una tasa de paro del entorno del 15 por ciento, y 620.000 ocupados.
La Estrategia es fruto del diálogo social permanente con patronal y sindicatos que culmina tras 12 reuniones y grupos de trabajo que arrancaron en septiembre de 2015 y que han permitido consensuar las medidas a incluir, por lo que se trata de un "ejemplo de codecisión y negociación colectiva".
La Estrategia es la hoja de ruta del Gobierno regional en materia de empleo, y se estructura en 12 programas y 327 medidas y acciones, distribuidos en cuatro ámbitos: Empleabilidad (SEF), Calidad en el Empleo (Relaciones Laborales), Formación Profesional (Educación) y Emprendimiento (INFO).
La Estrategia se revisará anualmente y el objetivo es lograr "empleo más estable y de más calidad, con menos temporalidad".
En concreto, la Estrategia afronta siete retos, que pasan por la activación y creación de empleo; mejorar la cualificación; ayudar más a los que más lo necesitan (jóvenes, parados de larga duración, mayores de 45, mujeres con baja cualificación o víctimas de violencia de género); y lograr empleo de calidad (reducir la temporalidad, menos economía irregular, más seguridad en el trabajo).
Además, otros retos son alcanzar la codecisión, es decir, la participación de agentes sociales y de la ciudadanía; lograr la modernización de los servicios públicos de empleo; así como impulsar la iniciativa emprendedora, con un apoyo integral al emprendimiento y consolidación de las iniciativas empresariales.