Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno augura una legislatura "larga" tras conseguir un "hito político" con la aprobación de los PGE

Afirma que no otorga "ni cheques en blanco ni cheques sin fondo"
El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha calificado este viernes de "significativo hito político" la aprobación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 en el Congreso esta semana, con la previsión de su aprobación definitiva la última semana de junio tras su paso por el Senado, y ha afirmado que el visto bueno a las cuentas consolida la percepción de estar ante una legislatura "larga" que debe ser "constructiva" y basada en el diálogo.
Así lo ha señalado Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha valorado el "hito" que supone la aprobación de los Presupuestos dada la actual composición del Parlamento y ha destacado que supone la "constatación" de que es posible articular un parlamento de mayorías políticas para alcanzar acuerdos que permitan resolver los problemas de los ciudadanos.
Méndez de Vigo ha recalcado que los PGE han contado con el apoyo de siete partidos (PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias) y su aprobación "afianza y fortalece la estabilidad política".
"GANA EL REALISMO FRENTE A LA CONFRONTACIÓN".
"En la legislatura del diálogo nos decantamos por el camino del diálogo y la voluntad política", ha apostillado Méndez de Vigo, quien ha enfatizado que "gana el realismo, la moderación, el espíritu reformista, la política de tender puentes y la mano y la centralidad política", mientras que "pierden los que defienden políticas de confrontación centradas en bloquear al adversario y las soluciones a los ciudadanos".
De esta forma, ha defendido la importancia de que se imponga esta "tendencia positiva" de alcanzar acuerdos, y se deje atrás el "pesimismo" de los "agoreros especialistas en disputas estériles sobre cuestiones menores y accesorias".
Según Méndez de Vigo, la "estabilidad" lograda con el visto bueno a las cuentas públicas de 2017 va a otorgar "equilibrio y solidez a la confianza" sobre España y contribuye a contar con un horizonte nacional "previsible" para dar respuesta a los retos, al tiempo que consolida la percepción de estar ante una legislatura larga que "debe ser constructiva y fructífera".
De igual forma, ha hecho hincapié en que la aprobación de los Presupuestos "revaloriza el crédito internacional" de España, y que sea visto como un país "serio, relevante y solvente" que "cumple sus compromisos". "España es una apuesta segura, ganadora y tras la aprobación de estos PGE es un país más fuerte", ha añadido.
PRESUPUESTOS "FINANCIERAMENTE SOSTENIBLES".
El portavoz del Gobierno ha subrayado que la aprobación de los PGE confirma la capacidad del Ejecutivo de alcanzar acuerdos a través "del diálogo, escuchando, articulando consensos políticos a través de la negociación y el pacto", tras haber defendido en todo momento que los Presupuestos eran una "necesidad". "Ha demostrado que tiene iniciativa política, flexibilidad y capacidad de entendimiento", ha recalcado.
Asimismo, ha insistido en que la aprobación de las cuentas permitirá el correcto funcionamiento del Estado" y ponen el "foco principal" en el gasto social, ya que son "redistributivos, fortalecen la cohesión social y territorial, son realistas, viables financieramente y no otorgan cheques en blanco ni cheques sin fondo".
Entre otras partidas, ha recordado que los Presupuestos de 2017 permitirán que más de 14 millones de españoles sigan recibiendo algún tipo de prestación, y conllevan un aumento de la financiación autonómica de más de 5.300 millones, un aumento del 7,6% de los recursos para Justicia, 100 millones más para dependencia, un récord en becas, hasta 5.499 millones para fomento del empleo y 342 millones más para protección contra la familia y lucha contra la pobreza infantil, así como 4.000 millones más para pensiones.
También supondrán 100 millones más parra la partida de lucha contra el fraude y un plan para reducir la temporalidad hasta en un 90% en el empleo público. "Van a ser un instrumento muy importante para impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo", ha agregado.