Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno italiano inyectará 6.500 millones en Monte dei Paschi

El Gobierno de Italia inyectará 6.500 millones de euros en Banca Monte dei Paschi di Siena en el marco de su plan de saneamiento del banco toscano después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya incrementado su déficit de capital hasta los 8.800 millones de euros.
Así lo aseguran fuentes de 'Reuters' y del diario financiero 'Il Sole 24 Ore' después de que el banco en activo más antiguo del mundo, puesto que sus orígenes datan de 1472, no consiguiese captar la atención suficiente en el mercado para ampliar capital en 5.000 millones de euros.
El anuncio se produce después de que el BCE haya revisado hasta 8.800 millones de euros el déficit de capital de Monte dei Paschi como consecuencia de un deterioro de la posición de liquidez de la entidad durante el mes de diciembre.
Según las fuentes de la agencia británica, el BCE, que se encuentra inspeccionando la cartera de préstamos del banco italiano, ha adoptado una postura más severa en cuanto a las deficiencias de capital de Monte dei Paschi con el objetivo de restaurar la credibilidad de la entidad.
En este sentido, el organismo europeo argumenta que entre el 30 de noviembre y el 21 de diciembre la capacidad compensatoria de Monte dei Paschi ha disminuido hasta 8.100 millones de euros, frente a los 14.600 millones de euros anteriores, mientras que su liquidez neta a un mes ha caído desde 12.100 millones de euros, hasta 7.700 millones de euros, lo que representa tan solo el 4,78% de la actividad total del banco, aunque el organismo monetario matiza que la entidad "todavía es solvente".
Con una inyección pública de 6.500 millones, el Gobierno italiano, que actualmente posee el 4% del accionariado del banco toscano, pasaría a ostentar una participación superior al 70% en Monte dei Paschi, mientras que los 2.300 millones restantes se obtendrían con el canje en acciones de la deuda subordinada de los inversores institucionales.
El plan de rescate propuesto por el Ejecutivo liderado por Paolo Gentiloni contempla compensar a los accionistas minoritarios de Monte dei Paschi, que poseen aproximadamente 2.000 millones de euros en deuda 'junior' del banco.
Bajo las nuevas normas 'bail-in' de Bruselas, los minoristas verán convertidos sus títulos de deuda en acciones de Monte dei Paschi, pero según los términos establecidos por el Gobierno, este adquirirá las nuevas acciones y las canjeará por deuda 'senior' de la entidad, aunque aún se necesita el visto bueno de las autoridades comunitarias, un proceso que se podría alargar durante dos o tres meses, como ya adelantó 'Il Sole 24 Ore'.
El Gobierno aprobó durante la madrugada del pasado viernes un decreto para la creación de un fondo de rescate dotado con 20.000 millones de euros que se destinarían al saneamiento de Monte dei Paschi y otras entidades italianas en problemas por sus elevados niveles de créditos improductivos como Banca Popolare di Vicenza, Veneto Banca y Banca Carige, entre otros.
No obstante, una inyección de tal calibre en el sistema financiero podría elevar la ratio de deuda de Italia, actualmente la segunda mayor de la zona euro, sólo por detrás de Grecia, hasta el 134% del PIB en 2017, frente al objetivo inicial de Roma de reducir la carga al 132% del PIB.