Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno amplía a ocho años el plazo de constitución del fondo de reserva de las fundaciones bancarias

Esta norma afecta a Kutxabank, Ibercaja y Unicaja
El Gobierno ha aprobado este viernes en Consejo de Ministros un Real Decreto que amplía de cinco a ocho años el plazo de constitución del fondo de reserva de las fundaciones bancarias que controlen una entidad de crédito, circunstancia que actualmente solo se da en los casos de Kutxabank, Ibercaja y Unicaja.
El memorándum de entendimiento (MoU) firmado por el Gobierno con la Unión Europea en el marco de la reestructuración de las cajas de ahorros daba a las fundaciones bancarias la opción de reducir su participación en las entidades de crédito por debajo del 50% o bien mantener un porcentaje de control con la condición de constituir un fondo de reserva.
El plazo para la constitución de este fondo de reserva se fijó en cinco años a contar desde junio de 2015, que a través de este Real Decreto quedan ampliados a ocho, con posibilidad de prorrogarlo un año más. De esta forma, el periodo de constitución del fondo de reserva se extiende hasta 2024.
Hasta que el fondo de reserva alcance el importe objetivo, las fundaciones bancarias deberán destinar al fondo el 30% de los dividendos cobrados por las entidades de crédito, un porcentaje que previamente estaba establecido en el 50%.
Estas dos modificaciones darán "cierta flexibilidad" para dotar el fondo de reserva "sin mermar la finalidad principal de reforzar la solvencia de las antiguas cajas de ahorro", según ha señalado el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en un comunicado.
De acuerdo con el borrador del Real Decreto que el Ministerio de Economía sometió a consulta pública, el proceso de desvinculación de las fundaciones bancarias respecto a las cajas de ahorros previsto en el MoU "se está produciendo de una manera efectiva, produciéndose los reultados esperados por la normativa".
Por ello, el Gobierno consideraba "razonable" modificar esta normativa para "dar la oportunidad de flexibilizar el plazo de tiempo en el que las fundaciones bancarias pueden constituir el fondo de reserva".
"De esta forma, el objetivo de mejora de la gobernanza de las cajas de ahorros se hace compatible con la posibilidad de que las fundaciones bancarias puedan constituir el fondo de reserva con un calendario más ajustado a sus necesidades", señalaba el borrador de la norma.
KUTXABANK, UNICAJA E IBERCAJA
Este cambio en la normativa afectaría a las fundaciones bancarias que aún cuentan con una posición de control en las entidades, que son Kutxabank, Unicaja e Ibercaja, si bien estas dos últimas han manifestado su intención de salir a Bolsa. La junta de accionistas de Unicaja, de hecho, aprobó el pasado mes de abril los planes de la entidad de convertirse en cotizada.
Por su parte, Kutxabank tiene su capital repartido entre las tres fundaciones bancarias vascas, que son BBK (57%), Kutxa (32%) y Vital (11%), mientras que Ibercaja está participada por la Fundación Bancaria Ibercaja (87,8%) y las fundaciones CAI (4,85%), Caja Círculo (3,45%) y Caja Badajoz (3,9%).
Fuentes financieras consultadas por Europa Press han enmarcado esta modificación normativa en el proceso de aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, para los que el PP cuenta con el apoyo, entre otros, del PNV.