Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ausencia de Gobierno socava la capacidad de España de cumplir sus objetivos fiscales, según Moody's

La perspectiva de terceras elecciones eleva los riesgos económicos, mientras un Gobierno que revierta las reformas sería el peor escenario
El fracaso en la investidura de Mariano Rajoy el pasado viernes prolonga el impasse político de España, socavando la capacidad del país de cumplir sus metas, e incrementando el riesgo de unas terceras elecciones, lo que elevaría los riesgos económicos y fiscales, según advierte la agencia Moody's, que considera el peor de los escenarios posibles, aunque muy improbable, la formación de una mayoría de Gobierno que revierta las reformas recientes.
"Los costos económicos y fiscales derivados del vacío de liderazgo están aumentando y nos hacen esperar un debilitamiento del crecimiento y un continuado bajo rendimiento fiscal en 2017", apunta la calificadora de riesgos, que desde el pasado mes de julio augura un crecimiento del PIB español del 2,9% en 2016 y del 2% el año después.
En su análisis, Moody's subraya el perjuicio para la solvencia de España que representa el persistente impasse político en el país, que eleva el riesgo de unas terceras elecciones y debilita aún más las perspectivas de reformas macroeconómicas estructurales.
En este sentido, la agencia considera que "la incertidumbre política continuará" y apunta que, aunque el PSOE aún podría abstenerse y permitir un Gobierno en minoría liderado por el PP, este escenario dejaría a un Ejecutivo en dificultades para lograr los apoyos legislativos suficientes para implementar un amplio programa de reformas.
"Alternativamente, podrían convocarse elecciones anticipadas a finales de año, lo que conduciría a otros cuatro meses de atasco legislativo", apunta Moody's, que considera "el peor escenario, aunque altamente improbable" la formación de una mayoría parlamentaria que tratase de revertir las reformas recientes.
De este modo, la calificadora de riesgos, que tiene previsto actualizar su valoración del rating de España el próximo 14 de octubre, sostiene que la continuada ausencia de Gobierno "socava la capacidad de España para cumplir sus metas fiscales y afrontar las debilidades estructurales de sus finanzas públicas, incluyendo una falta de control efectivo sobre las cuentas de los gobiernos regionales".
Asimismo, la agencia apunta que esta ausencia de Gobierno aumenta el riesgo de que España cometa excesos de gasto en 2016 y no pueda cumplir el compromiso de presentar a Bruselas un presupuesto para 2017 el próximo mes de octubre.
De este modo, a pesar de la resiliencia demostrada por la economía española hasta ahora, Moody's recuerda que el crecimiento se está beneficiando de vientos de cola proporcionados por los bajos precios del petróleo, las condiciones financieras de apoyo y la solidez del sector turístico.
Sin embargo, la agencia advierte de que los desafíos están incrementándose, particularmente para la inversión, excepto en el caso de un sector inmobiliario en recuperación, mientras la inversión en obra pública ha disminuído en una quinta parte durante el primer semestre, en parte por el estancamiento de la situación política.