Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno británico sale de Lloyds Banking Group con un beneficio de más de 1.000 millones

El Gobierno de Reino Unido se ha desprendido de la participación del 0,89% que aún mantenía en Lloyds Banking Group, entidad en la que llegó a controlar un 43% tras su rescate entre 2008 y 2009, alcanzando un beneficio de 900 millones de libras (1.046 millones de euros) sobre los 20.300 millones de libras (23.596 millones de euros) de fondos públicos inyectados durante el rescate del banco.
La Hacienda británica no ha desvelado el precio medio de venta de este paquete de acciones de Lloyds, aunque la entidad ha indicado en un comunicado remitido a la Bolsa de Londres que la venta de 638,4 millones de acciones, representativas del 0,89% del capital social de la entidad tendría un valor de 449 millones de libras (522 millones de euros) al precio de 70,31 peniques del cierre de la sesión del martes.
El Estado británico había dejado de ser el principal accionista de Lloyds el pasado 9 de enero, cuando redujo su participación en el banco dirigido por Antonio Horta-Osório por debajo del 6%. "Todos los ingresos de las ventas son destinados a reducir la deuda nacional", precisó entonces el Tesoro.
Lloyds Banking Group obtuvo un beneficio neto atribuido de 871 millones de libras esterlinas (1.013 millones de euros) en los tres primeros meses del año, lo que representa un incremento del 72% respecto al resultado alcanzado en el mismo periodo de 2016.
A diferencia de la situación de Lloyds Banking Group, el Gobierno británico aún mantiene una participación del 72,6% en Royal Bank of Scotland (RBS), en el que llegó a controlar un 80% tras rescatar la entidad.