Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba hoy el programa de estabilidad, que prevé un crecimiento medio del 2,5% hasta 2020

Da luz verde al Programa Nacional de Reformas con medidas para consolidar el crecimiento y la creación de empleo
El Gobierno aprobará este viernes la remisión a la Comisión Europea del Programa de Estabilidad Presupuestaria de España para el periodo 2017-2020, que incluirá una revisión al alza de dos décimas del crecimiento de la economía para 2017, hasta el 2,7%, una previsión de un crecimiento medio del 2,5% hasta 2020, junto a una "intensa" creación de empleo, así como del Programa Nacional de Reformas.
Estos documentos, que España como Estado miembro de UE tiene la obligación de enviar cada año a Bruselas antes de que finalice el mes de abril, explican la evolución reciente de la economía española y exponen su escenario macroeconómico y fiscal a medio plazo.
La actualización del cuadro macroeconómico para el periodo 2017-2020 recogerá una revisión de dos décimas al alza del crecimiento de la economía española para este año, pasando del 2,5% al 2,7%, tal y como adelantó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hace una semana., así como una previsión igualmente "muy prudente" de crecimiento medio del 2,5% anual hasta el año 2020, según avanzó este jueves el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos.
La última revisión del escenario macroeconómico, aprobada el pasado 30 de marzo por el Consejo de Ministros junto al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, mantuvo el crecimiento de la economía en el 2,5% para este año, pero bajó la contribución de la demanda nacional y elevó la del sector exterior.
En concreto, la aportación de la demanda nacional se reduce a 2,1 puntos, frente al 2,8% del año pasado, con un crecimiento del consumo privado del 2,6%, mientras que la demanda externa aportará al crecimiento por segundo año consecutivo en torno a 0,4 puntos, gracias al tirón de las exportaciones (+5,1%), en paralelo al de las importaciones (+4,3%).
De igual forma, el documento contempla un superávit por cuenta corriente de la balanza de pagos que en los próximos cuatro años podría situarse en el entorno del 2%, con lo que encadenaría ya ocho ejercicios con esa tasa.
El Programa de Estabilidad recogerá una reducción del endeudamiento de familias y empresas, que ahora alcanza el 160% del PIB, y que podría situarse a finales del periodo analizado en el 130% del PIB, 30 puntos menos. En la misma línea, el documento también contempla una mejora del déficit público, que se situará en 2018 "claramente por debajo del 3%". Los objetivos pactados con Bruselas son un déficit del 3,1% para este año y del 2,2% en 2018.
CONTEMPLA UNA "INTENSA" CREACIÓN" DE EMPLEO.
En materia laboral, el documento contemplará una "intensa" estimación de creación de empleo para los cuatro ejercicios, con una media de 500.000 nuevos ocupados al año, además de una caída "importante" del número de parados, según avanzó De Guindos.
En todo caso, la actualización del cuadro macroeconómico del 30 de marzo ya mejoró las previsiones de paro, al estimar una caída de dos puntos, hasta el 16,6%, en la tasa de paro para este ejercicio, cuando prevé que se creen 506.00 empleos y el desempleo caiga en 458.000 personas.
Según sus previsiones, el desempleo bajará este año por primera vez desde 2008 de los cuatro millones en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y se alcanzarán los 19 millones de ocupados. En términos de Contabilidad Nacional, el empleo crecerá el 2,5% este año y la tasa de paro bajará al 17,5% de la población activa (puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, en media anual).
En cuanto al escenario fiscal, el Ejecutivo no ha indicado si el Programa de Estabilidad incluye alguna novedad impositiva. El secretario de Estado de Hacienda, Enrique Fernández de Moya, aclaró a los periodistas sobre la posible creación de un tributo a las bebidas azucaradas tras comparecer en el Congreso que "en 2017 ni se contempla ni está".
PLAN NACIONAL DE REFORMAS.
Asimismo, el Consejo de Ministros también dará luz verde al envío a Bruselas del Programa Nacional de Reformas del Reino de España, que recoge cuáles son las principales medidas que, a juicio del Gobierno, deben adoptarse para mantener el crecimiento y el ritmo de creación de empleo.
Las medidas incluidas en el plan previsiblemente se dirigirán a consolidar la recuperación económica y la creación de empleo, a través de distintas áreas de acción, que en años anteriores se han encaminado a la generación de empleo e inclusión social, el respaldo a la actividad emprendedora y al desarrollo empresarial, la eficiencia en la Administración o la lucha contra el fraude fiscal, entre otros puntos.